Una cuenca lechera comienza a ser realidad en la provincia

El sueño de la cuenca lechera comienza a tomar forma a partir del preacuerdo firmado ayer entre la empresa Eden Milk Argentina y el gobierno provincial. Tras la intención primaria de radicarse en España, “Leche del paraíso” -tal su traducción al castellano-, decidió desembarcar en la provincia.
Con una inversión de 50 millones de dólares en una primera etapa, la generación directa de 750 puestos formales de trabajo y el comienzo de obras para fin de año.

Si bien no está decidido aún el lugar exacto de radicación, NORTE pudo saber que se instalaría a no más de 100 kilómetros de Resistencia. Esta decisión se fundamenta en la salida rápida de la producción y en la utilización de las vías navegables. La industria en cuestión se dedica a la producción de leche y todos sus derivados, como ser yogur y quesos, entre otros productos.

La empresa láctea, con capitales americanos y tecnología israelí, presentó en mayo pasado el proyecto al gobierno provincial. Ahora, sus representantes se reunieron nuevamente con el gobernador Jorge Capitanich para ratificar la operatoria y firmar una carta de intención para su radicación en la provincia.

Para eso, llegó al país el presidente de la compañía, Itzhaj Fridman, que constituye la cuarta generación de empresarios en el rubro, con industrias en el sur de Israel y en África (Etiopía). Junto a él, estuvieron con autoridades del Ejecutivo provincial, Morton Berger, copresidente; Laura Tissembaum, representante legal y Gabriel Rosemberg, parte del proyecto y ex periodista del medio local.

“La iniciativa representa 50 millones de dólares en una primera etapa y 20 en una segunda. Esta tarde (por ayer) firmaremos una carta de intención con el gobierno provincial, por la cual se establecen los compromisos asumidos por una y otra parte”, aseguró en la Redacción de este diario, Tissembaum. Por eso, en un mes se firmaría el convenio definitivo y a fin de año comenzarían los trabajos en el predio a definir. En tanto, en Rosario y San Pablo (Brasil) van a estar los centros logísticos de distribución.

Estudio de mercado

Antes de decidir definitivamente la instalación en Chaco, la empresa en cuestión ordenó un estudio de mercado. El resultado arrojó que aquí cada vaca produce entre 7 y 15 litros por día. “Ellos tienden a llegar a los 40 litros diarios por animal, al igual que en Israel, con tres ordeñes diarios”, explicó Rosemberg. Los animales en cuestión serán todos de la raza Holando Argentino, o sea que “los animales se van a comprar aquí”, concluyó.

La iniciativa traccionará la instalación de otras industrias, algo similar a lo que generará Santana Textil Chaco SA, radicada en Puerto Tirol. Además, el chaqueño radicado en Islas Canarias (España), destacó que el Fondo Americano autorizó la inversión inmediatamente, considerando confiable al país para la instalación del megaproyecto.

3.000 vacas

En su etapa inicial, el proyecto contempla a unas 3.000 vacas, con una proyección estimada en la utilización de 30.000 animales. “Además, la empresa le comprará la producción a lecheros de la provincia”, aseguraron. Asimismo, Eden Milk Argentina brindará capacitación permanente a los proveedores locales, con la implementación de un sistema de genética y elaboración de alimentos para los animales.

El mercado también está estipulado: Chile, Argentina, Brasil y Europa figuran entre los principales destinos de los productos lecheros de fabricación provincial. La tecnología a utilizar será inédita para el país. Así explica Rosemberg: “Cada vaca tendrá un sistema de microchip por donde se transmite la información con control de sanidad del animal, permitiendo detectar la presencia de bacterias o virus previos a la extracción de la leche”. “Asimismo, un sistema refrigerante que acá no hay, permite trabajar en altas temperaturas de hasta 50 grados”, destacó a NORTE.

Acta de intención

El preacuerdo firmado entre los empresarios y el gobierno chaqueño, en su parte más sustanciosa, “ratifica la intención del establecimiento en la provincia de la empresa de producción lechera que generará más de 750 puestos formales de trabajo distribuidos en la producción agrícola que se utilizará como medio de alimentación del ganado”, aseguró Tissembaum. Además, un sistema de tratamiento de agua, reciclado de los residuos fecales del ganado para transformarlo en abono.

La proyección empresarial proyecta llegar a los 30.000 animales. “Quieren abrir la empresa láctea más importante de la zona, en comparación con las mejores del país. Por este motivo, llegarán veterinarios de Israel para trabajar en la cuestión genética”, finalizó Rosemberg.

Comentá la nota