Cuenca cuestionó a Intersar y dijo que dejará el foro de intendentes

"Estoy dispuesto a renunciar al Foro de Intendentes, si aquí no nos damos un espaldarazo entre todos para que las grandes empresas como Intersar, paguen a los municipios lo que corresponde", dijo Mario Cuenca jefe comunal de Campo Santo, al hacer referencia a la situación que atraviesa por el incumplimiento de las certificaciones por parte de la empresa.
Intersar, es la encargada de construir las estaciones transformadoras de la línea de alta tensión entre Termoandes y El Bracho que servirá para completar el anillado de la red de extra alta tensión de 500 kilovoltios, conocida como línea NOA-NEA. La red tendrá 1.200 kilómetros pasando por El Bracho, Campo Santo y Jujuy y desde Río Piedras hacia Chaco por Santiago del Estero.

La empresa radicada en esa localidad desde el año anterior mantuvo en varias oportunidades conflicto por diversos temas con los empleados. Hoy son esos trabajadores que salen a defender sus puestos de trabajo ante la clausura que sufre la firma por no presentar las certificaciones correspondientes sobre todo en lo que se refiere al ambiental.

Las manifestaciones de los empleados llevaron a que la ruta fuera cortada el viernes de la semana pasada por algunas horas y en la jornada de ayer por el lapso de casi 5 horas en la zona del cruce de Guemes, afectando el tráfico vehicular y sobre todo de camiones, lo que hizo que algunas unidades tomaran la ruta de El Gallinato.

La falta de cumplimiento se extiende a lo que debe tributar al municipio y que según corresponde por los montos de la obra significan una suma cercana a los 4 millones de pesos.

"Tuve que pedirles durante un año que coloquen el cartel de obra, y luego del peregrinar lo colocaron por 1 mil millones cuando en realidad corresponde a casi 2 mil millones de pesos, todo lo manejan así", señaló el intendente.

Actualmente la municipalidad presentó ante la justicia dos escritos, uno por el tema tributario, ante el contencioso administrativo y otro por Medio Ambiente para que se presentaran los certificados correspondientes. La empresa apeló el pedido de la justicia el que fue rechazado.

Hoy la situación quedó superada por el momento con la promesa de que Intersar presentará los certificados ambientales ante la Fiscalización y Control, completando algo de documentación.

De los trabajadores

Los casi 100 empleados que cortaron ayer la ruta lo hicieron, según sus manifestaciones por considerar que estaban defendiendo su fuente laboral, ya que la empresa estaba clausurada por el municipio lo que fue levantado por un convenio al que arribaron oportunamente.

Algunos vecinos consideran que la empresa utiliza a los trabajadores para presionar tanto al municipio como a la Provincia para que permitan que los trabajos de Intersar continúen.

El intendente

Mario Cuenca aseguró que él también recibió presiones y sigue recibiendo amenazas por las exigencias que realiza, agregando que se siente desprotegido por que el Foro de Intendentes que debería velar por la seguridad y apoyar las actitudes de los jefes comunales no lo hace.

"Esa actitud tan débil me hace pensar en renunciar al Foro de Intendentes, porque no piensan que una lucha unificada puede ser un aporte importante para todas las comunas, que tienen grandes empresas en sus localidades", señaló.

Comentá la nota