Cuba: el 50% de las tierras ociosas siguen siendo improductivas

A pesar de las medidas del dictador Raúl Castro para el arrendamiento de parcelas para superar la crisis agrícola, la situación en la isla sigue siendo preocupante
El 50% de las tierras ociosas en Cuba permanecen improductivas, pese a que el Gobierno de Raúl Castro dio luz verde al arrendamiento de parcelas para superar la crisis agrícola, dijo el viernes un funcionario del sector.

Las autoridades cubanas iniciaron en octubre del 2008 el arrendamiento de 1,69 millones de hectáreas de tierras ociosas, entregando pequeñas parcelas a trabajadores, agricultores privados, cooperativistas y empresas estatales.

"Nos quedan prácticamente el 50% de las tierras ociosas que se declararon están ahí, necesitamos que haya gente (...) que la pida y que vaya a trabajarla", dijo Orlando Lugo, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, a la televisión estatal. El funcionario admitió que se registran "indisciplinas" en la implementación de la medida, sin entrar en detalles.

La entrega de tierras ociosas es parte de los esfuerzos del presidente Raúl Castro por reformar el sector y aumentar la producción de alimentos, un asunto de alta prioridad para su Gobierno que importa más de la mitad de lo que se consume en la isla.

Hasta julio, el Gobierno había entregado 689.697 parcelas del tierras, que representaba el 41% del total, según cifras oficiales.

Los agricultores cubanos elogiaron la descentralización del sector emprendida por Castro, así como el aumento de los precios que su Gobierno paga por los productos. En cambio, muchos critican el estricto control estatal sobre los suministros y la venta de sus productos.

"Nosotros lo que tenemos es que ordenar esto", dijo Fonte a la televisión estatal. El Gobierno cubano no había otorgado tierras a gran escala desde poco después de la revolución de 1959, que nacionalizó grandes propiedades agrícolas y entregó algunas parcelas de tierra de los pequeños agricultores.

Hasta que comenzó el programa de entrega de tierras, Cuba tenía alrededor de 250 mil granjas familiares y 1.100 cooperativas privadas, que representaba menos de un tercio o el 70% de la tierra del país.

Comentá la nota