Cuba reprende a diplomáticos extranjeros por observar manifestaciones pacíficas

El Gobierno comunista se quejó formalmente ante las representaciones diplomáticas de los EEUU, Alemania y Gran Bretaña por las presuntas participaciones de sus funcionarios en las protestas realizadas por disidentes de la isla en el Día Internacional de los DDHH
Las manifestaciones del pasado 10 de diciembre fueron interrumpidas por grupos de partidarios del régimen comunista que llegaron en ómnibus y más de 80 disidentes fueron arrestados a lo largo del país.

El Gobierno cubano, de acuerdo con la información difundida por el diario Miami Herald, citaron al jefe de la Sección de Intereses de los EEUU, Jonathan Farrar, y los embajadores Diana Melrose y Claude Robert Ellner, de Gran Bretaña y Alemania, respectivamente, el 12 de diciembre pasado, para reclamar por la presencia de funcionarios de las representaciones diplomáticas en el lugar.

Segñunel diario de Miami El Nuevo Herald, desde la Embajada Británica se aseguró que se trataba de actividades diplomáticas legítimas, ya que un funcionario se limitó a observar una manifestación pacíficas.

La fuente añadió que el diplomático británico que se hallaba monitoreando las demostraciones "como parte de la política asumida por Gran Bretaña en la promoción de la libertad de expresión y los derechos humanos''.

En tanto, desde el Departamento de Estado de los EEUU se explicó que sus diplomáticos en La Habana observaron los días 9 y 10 de diciembre "tres pequeñas y pacíficas demostraciones por el Día Internacional de los Derechos Humanos''.

"Mientras que las demostraciones transcurrían de manera pacífica, turbas organizadas por el Estado fueron traídas hasta el lugar para atacar e intimidar a los manifestantes'', declaró a El Nuevo Herald un funcionario estadounidense que pidió anonimato. "Los diplomáticos observaron las marchas y la violencia orquestada, y actuaron de una manera consecuente con sus funciones y responsabilidades internacionalmente reconocidas''.

Comentá la nota