Cuba prevé aumentar impuestos, disminuir gratuidades y un déficit de 5,6%

La ministra de Finanzas de Cuba, Georgina Barreiro, anunció que tendrá que aumentar impuestos y disminuir gratuidades para disponer de mayores ingresos, al presentar este sábado un presupuesto para 2009 con un déficit previsto de 5,6% del Producto Interno Bruto (PIB).
"Habrá que proponer las modificaciones a la política tributaria existente para aplicar un sistema de impuestos y contribuciones adecuado a las condiciones actuales de la economía", dijo Barreiro al Parlamento, en presencia del presidente Raúl Castro.

El actual sistema impositivo de la isla no se aplica a los salarios, sólo al trabajo privado y otras actividades económicas, por lo que no afecta a la mayoría de la población, que si goza de gratuidades o subsidios a muchas actividades, como el servicio funerario, las actividades deportivas y culturales.

"Existe hoy un nivel de gratuidades indebidas y altamente subsidiadas que están por encima de las posibilidades económicas del país. Este problema deberá ser abordado de forma gradual y sostenida", dijo Barreiro.

La ministra presentó al Parlamento un presupuesto que prevé ingresos por 43.700 millones dólares (en su equivalencia en pesos) y gastos por 47.500 millones, lo que implica un déficit de 3.842 millones, 5,6% del PIB, inferior al del año anterior (6,7%), "lo que se considera razonable", dijo.

El presidente de la Comisión Económica del Parlamento, Osvaldo Martínez, dijo que ese déficit presupuestal de 2008 (6,7%) "obliga a intensificar en el próximo año la captación de ingresos y la disminución de gastos para reducir ese déficit y mantenerlo dentro de límites aceptables".

Comentá la nota