Cuba permite venir al país a la médica Hilda Molina.

Llega mañana y podrá volver a ver a su hijo y a sus dos nietos.
En forma inesperada, el gobierno de Cuba, que encabeza Raúl Castro, autorizó ayer a la médica cubana Hilda Molina a viajar a la Argentina para visitar a su hijo, Roberto Quiñones; a sus nietos, y en especial a su madre, que está gravemente enferma. La presidenta Cristina Kirchner agradeció al régimen castrista por la "medida humanitaria" y anunció anoche que la neurocirujana llegará a Buenos Aires mañana, a las 6.

En la primera visita a la Sala de Periodistas de la Casa de Gobierno en lo que va de su gestión, la jefa del Estado también informó que hoy recibirá al hijo de Molina para saludarlo. Será poco antes de partir para Suiza, donde Cristina Kirchner participará en la reunión de la Organización Internacional del Trabajo.

Según pudo saber ayer LA NACION, no existieron gestiones específicas de la Casa Rosada ni de la Cancillería para acelerar el demorado permiso cubano, más allá del sigiloso reclamo diplomático que se venía haciendo. En rigor, Molina realizó una tratativa personal ante el gobierno de Castro en función de la gravedad del estado de salud de su madre, Hilda Morejón. Obtuvo un permiso para estar fuera de la isla por 30 días, prorrogable.

"Hilda Molina llegará el domingo. Yo me voy mañana [por hoy] a la noche a Ginebra, pero seguramente la voy a recibir luego de regresar de allí, el martes ?dijo Cristina Kirchner?. Antes sólo voy a recibir

en la residencia presidencial de Olivos a su hijo, Roberto Quiñones, y a su esposa Verónica, a las 17.30, una hora antes de partir hacia Ginebra", agregó.

Entonces, aprovechó para "agradecer y reconocer al gobierno de la hermana República de Cuba, y a su presidente, Raúl Castro, y a su hermano y quien fuera presidente, el comandante Fidel Castro, por este importante gesto".

Cuando LA NACION le preguntó sobre si había existido una gestión precisa del Gobierno para lograr la salida de Cuba de Molina, la Presidenta se despidió a las apuradas con un ya clásico "Gracias, gracias". Poco antes de las 14, ella misma había dado la noticia con una llamada telefónica a la Sala de Periodistas de Balcarce 50.

Algunos funcionarios en la Casa Rosada admitían ayer que la oportunidad de la autorización cubana había caído como un bálsamo en Olivos. El ex presidente Néstor Kirchner, candidato a diputado del PJ, no la esperaba y lo tomó por sorpresa. Pero la celebró por cuanto le permitía capitalizar junto a su esposa, la Presidenta, un logro internacional apenas dos semanas antes de las elecciones legislativas.

De hecho, Kirchner podría participar hoy de la foto con Quiñones y con la Presidenta en Olivos, según fuentes del oficialismo.

El canciller Jorge Taiana contó a LA NACION que la noticia había sorprendido al Gobierno. "Había una expectativa positiva, pero que se cumplió sorpresivamente", aseguró el ministro. Y celebró "el éxito de una estrategia diplomática firme, pero prudente".

Al Gobierno, la noticia llegó por medio de la propia Molina, que se comunicó por la mañana para avisar que debía dirigirse al ministerio del Interior cubano para tramitar el pasaporte que pedía desde hace años. "El Gobierno chequeó la información que le dio la médica y corroboró que era cierta", dijeron fuentes oficiales.

En la Casa Rosada, enfatizaban que ayudó a resolver el caso el viaje de la Presidenta a la isla, en enero pasado. En especial, porque mantuvo el caso Molina con bajo perfil, como le gusta al régimen castrista.

Molina recogió ayer el pasaporte de la oficina de Migraciones cubana y en el mismo acto le dieron el sello con el permiso de salida. De allí se dirigió directamente a la embajada argentina, donde tramitó la visa, pero sin entrevistarse con la embajadora Juliana Marino, con quien no tiene buena relación. El ministro de carrera Pedro von Eyken fue el encargado de cumplir con el último trámite que necesitaba efectuar la médica para salir de la isla.

El permiso cubano tiene un plazo de 30 días, pero es prorrogable, no perentorio.

Urgencias

Ya en su casa de La Habana, Molina atendió a la prensa argentina e internacional. Allí confirmó que había sido ella quien gestionó ante el régimen cubano el permiso para acelerar la visita por razones humanitarias: el deterioro agudo de la salud de su madre, que hace 15 días comenzó con graves problemas cardíacos. Y dijo que la acompañaría, con la venia cubana, hasta que se definiera su estado de salud.

"No me enteré de que el gobierno argentino hubiera hecho nada especial. Puede ser que mi hijo sepa algo", dijo la médica.

Incluso descalificó a la embajadora Marino, que había afirmado que los permisos en Cuba son fluidos. "Eso puede ser por desconocimiento de lo que pasa o por mala fe", señaló. Dijo que a la embajadora ni la conoce. "Esto no responde a un cambio, sino a una situación de emergencia, que es la que está pasando con mi familia. Mientras los cubanos sigan teniendo que pedir permiso para viajar, no hay cambio", reflexionó, en diálogo con Radio Mitre.

Las gestiones de Molina para salir de Cuba empezaron hace 15 años, siempre con el argumento de ver a su hijo Roberto Quiñones y a sus dos nietos.

"No voy a quedarme allá", prometió

* Todavía emocionada por el permiso para salir de Cuba, Hilda Molina prometió ayer que cumplirá con el requisito de volver a la isla. "Tengo una gran alegría. Pero voy a regresar lo antes posible. Definitivamente no me quedaré a vivir allá", dijo. Pero aclaró: "Mientras mi madre me necesite, no la voy a dejar", añadió, en referencia a Hilda Morejón, que vive en la Argentina desde el año pasado y padece de insuficiencia cardíaca. "Gracias a Dios, el gobierno cubano accedió a que pudiera acompañar a mi madre en este momento, Dios sabe por qué hace las cosas", celebró Molina.

La reacción política

"Estoy muy contento, como ciudadano argentino"

NESTOR KIRCHNER

Ex presidente y candidato

"Quiero felicitar a la Presidenta por el éxito de varios años de gestiones"

FEDERICO PINEDO

Diputado nacional Pro

"Aunque tarde, porque el Gobierno debería haber insistido con mayor énfasis, es positivo que vuelva a unirse la familia"

RICARDO GIL LAVEDRA

Candidato ACYS

"Nuestro proyecto para otorgarle el pasaporte argentino a Molina puso el tema en la agenda internacional del país"

JULIAN OBIGLIO

Candidato Pro

Comentá la nota