Cuba derrocha más de la mitad de su agua potable por roturas

Según el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, la mayoría de las fugas son consecuencia de que los acueductos tienen hasta 100 años
Cuba gasta el doble del agua potable necesaria, dado que la mitad del líquido bombeado en Cuba no llega a su destino debido a roturas en las redes de distribución, informó hoy el diario oficial Granma.

Según el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), hasta octubre de 2009 fueron arreglados 188.015 "salideros'' en las redes públicas y la mayoría de las fugas son consecuencia de que los acueductos tienen entre 50 y 100 años.

De acuerdo a Javier Toledo, funcionario del INRH, durante muchos años se ha tratado de eliminar las fugas "de manera puntual'', una acción que sólo "desplaza'' el problema, por lo que la solución está "en rehabilitar las vetustas redes".

Frente a esta situación, el Gobierno de Raúl Castro elaboró un plan ‘‘para dar solución definitiva al problema de manera estratégica'', que se basa en ‘‘la rehabilitación de las redes de acueducto'' en los próximos 10 ó 15 años, precisó el dirario El Nuevo Herald.

Las ciudades con mayores daños son La Habana, Holguín, Camagüey, Las Tunas y Santiago de Cuba, donde el presidente insistió en que este año deben quedar resueltos todos los problemas hidráulicos, enumeró el matutino.

Santiago tiene la peor situación, porque hay zonas que dejan de recibir agua potable durante varios días.

En La Habana el plan prevé rehabilitar unos 2.500 kilómetros de las tuberías en 5 años, aunque hay municipios "críticos'' en la parte más antigua de la ciudad que tienen ‘‘redes soterradas y sitios con valor arquitectónico'' que demorarán el ritmo de las obras.

Para 2010 el plan gubernamental prevé reparar unos 900 kilómetros de redes con tuberías nuevas.

Comentá la nota