Cuba: por la crisis, le cortan la luz a quien se excede en el consumo

El gobierno de Raúl Casto interrumpió el abastecimiento eléctrico a varias empresas e instituciones estatales cuyo consumo excedió el volumen previsto, en medio de la ofensiva llevada a cabo en la isla para contener el gasto
La medida sancionadora, la primera de este tipo, afecta a ocho empresas e instituciones de la provincia de Camagüey, en el centro-este de la isla. Según la agencia de noticias estatal AIN, el corte se prolongará por 72 horas, y afectará sólo a las divisiones administrativas de las empresas y no a las zonas de producción.

Hace dos semanas, las autoridades cubanas dieron a conocer que en los primeros cuatro meses de 2009 se habían empleado 40.000 toneladas de petróleo más de lo previsto en generar energía eléctrica. Desde entonces, el diario oficial Granma ha instado en varios artículos a los cubanos a recortar el gasto, adoptando incluso el lema "ahorro o muerte", en contraposición al conocido "patria o muerte" del ex presidente Fidel Castro.

A partir del próximo lunes, las autoridades cubanas pondrán en marcha un paquete de medidas especiales con el objetivo de recortar el consumo eléctrico en el sector estatal en un 12 por ciento. De no cumplirse dicha meta de ahorro, el gobierno no descarta la posibilidad de apagones planificados, como los llevados a cabo en los peores momentos de la crisis que azotó al país en los años 90.

Dichas medidas comprenden controles diarios en centros estatales seleccionados. Todas las entidades estatales deberán presentar obligatoriamente un plan de consumo, al tiempo que se tratará de investigar las causas del sobreconsumo. El plan de ahorro trata de afectar en lo menos posible al sector residencial.

Según fuentes oficiales citadas por AIN, en inspecciones llevadas a cabo en los últimos días fueron detectadas en empresas e instituciones estatales más de 3.000 violaciones de las normas de consumo eléctrico. La agencia señaló que el sector residencial, que constituye el 54 por ciento del gasto, no rebasa el plan de consumo.

Comentá la nota