Cuba autoriza el acceso libre a Internet para toda la población

Se podrá usar desde las oficinas de correo. Hasta ahora estaba limitado a unos pocos.
El uso de Internet podría dejar de ser un privilegio al que acceden sólo algunos profesionales en Cuba, y pasaría a estar al alcance de toda la población de la isla, según una resolución del gobierno de Raúl Castro, que autorizó a la oficina de correos a prestar ese servicio a todos los cubanos.

El ministro de la Informática y las Comunicaciones, Ramiro Valdés, autorizó en junio a esa empresa a "proveer servicios de Internet a personas naturales en el territorio nacional" en salas públicas, según una disposición publicada en la Gaceta Oficial. Sin embargo, hasta ahora la disposición no se puso en práctica, según constataron algunos corresponsales extranjeros en La Habana.

La medida implica un cambio de política del gobierno, que hasta ahora había limitado la red a un uso social, dando acceso sólo a instituciones, empresas, y a un pequeño grupo de poco más de 100.000 personas, entre ellos intelectuales y científicos, recordó el sitio BBC Mundo.

Desde hace algunas semanas ya se había autorizado el acceso de los cubanos a los cibercafé de los hoteles, donde podían conectarse a Internet usando las computadoras del lugar o la propia, utilizando el sistema inalámbrico o WiFi. Pero allí el costo es altísimo: los hoteles venden tarjetas de conexión a unos 7 dólares la hora, lo que resulta prohibitivo para la mayoría de los cubanos, ya que el salario mensual promedio equivale a 17 dólares al mes.

Ahora, el ministro Valdés resolvió "autorizar a la Empresa de Correos de Cuba, como Proveedor de Servicios de Acceso a Internet al Público, los cuales deberá prestar a personas naturales en el territorio nacional a través de sus áreas de Internet".

En las oficinas de Correos se instalarán computadoras para que cualquier cubano pueda navegar por la red. Hasta ahora existía una estructura similar pero sólo daba acceso a una Intranet, con sitios seleccionados por el gobierno.

Al parecer, en una primera fase no se utilizarán todas las oficinas postales, según explicaron a BBC Mundo trabajadores del Ministerio de la Informática. "Se seleccionará uno por municipio" y en la medida que sea necesario puede ampliarse.

Algunos empleados de oficinas de correos informaron que hace varias semanas se cerraron algunas de estas sedes para colocar máquinas nuevas con capacidad para Internet y se acondicionó el lugar, aunque después se retiraron estos equipos y se sigue ofreciendo sólo el servicio de Intranet.

Aunque se elimina la prohibición para el uso de la red, el gobierno sigue con su propuesta de "uso social" de Internet, en la medida en que no habrá posibilidades de acceder a la red desde las casas. Esto se debe a que el país no tiene suficiente ancho de banda.

El acceso particular a Internet es sólo autorizado en la isla a extranjeros y algunos profesionales, como médicos y periodistas. Las autoridades decidieron priorizar el uso social de la red, alegando limitaciones financieras y físicas que impone el embargo de Estados Unidos, vigente desde 1962.

Según La Habana, EE.UU. ha impedido a las compañías de Internet negociar con Cuba un mayor acceso a la red. Además, todas las comunicaciones son más caras ya que se hacen vía satélite porque Washington no permite que el cable submarino funcione.

Pero la Casa Blanca asegura que el gobierno cubano restringe el acceso a la red a la población para controlar y coartar su libertad de información.

En marzo de 2008, en el marco de una serie de reformas, el gobierno de Raúl Castro derogó la prohibición de venta de computadoras a los cubanos. Pero sólo se compran en tiendas de pago en divisas y a precios muy elevados.

Comentá la nota