Cuatro empresas interurbanas adeudan al Estado $1,7 millones en multas de 2009

La cifra fue difundida por el Ministerio de Transporte. La ministra adelantó que apelará el fallo que ordenaba al Estado el depósito de los subsidios y lo autorizaba a descontar los impuestos impagos, pero no las sanciones.
Los usuarios del transporte siguen de reojo la disputa por los subsidios nacionales entre el Gobierno y un grupo de empresas. La Justicia provincial inscribió un nuevo capítulo a través de una medida autosatisfactiva que ordena al Estado a depositar los fondos retenidos a las empresas desde setiembre de 2008 a marzo de 2009 y lo habilita solo a descontarle de esos montos las deudas fiscales. Mientras que ayer el Ministerio de Transporte adelantó que apelará el fallo judicial y espera por la sanción de la ley que se convierta en la herramienta legal por la que también pueda deducir las multas e infracciones impagas, en las que cuatro firmas interurbanas acumulan 1,7 millones de pesos en lo que va del año.

Así están las cosas a casi dos meses de estadía del proyecto de ley en la Legislatura. Y pese a los acercamientos, las posiciones son muy antagónicas. Por un lado, Transporte quiere que exista un marco normativo para garantizar el cumplimiento de las obligaciones tributarias, el pago de multas y también del canon mensual de las seis prestatarias que reciben tanto el SISTAU (fondo que sirve para compensar tarifa) como el régimen de Compensaciones Complementarias Provinciales (que está dirigido al salario del personal). Por el otro, las concesionarias no quieren que se le descuente ni un centavo de la partida que viene asignada desde Buenos Aires.

En un contacto con los medios, la ministra de Transporte, María José Scivetti, aportó otro condimento del incumplimiento en el interurbano. Dijo que no pagan el 2% de la recaudación mensual (canon) y otra fuente del ministerio aseguró que la situación no es nueva y se repite desde enero de 2006.

La fuente consultada también reveló que solo en lo que va de 2009 "María del Rosario", "Polo", "Juana Koslay" y "San José" acumulan una deuda de entre 1,7 millones de pesos en concepto de multas e infracciones. Y para llegar al número total hay que sumarle lo que adeudan en impuestos, datos que desde Rentas se negaron a difundir para no violar el "secreto fiscal". Aunque aclararon que en la última liquidación del subsidio se les retuvo parte de la deuda en ese concepto, los números se achicaron y también hay algunas firmas que quedaron al día.

La titular de la cartera volvió a explicar los alcances del proyecto de ley, el día después que el escrito superara el mayor escollo y obtuviera media sanción en Diputados, donde tuvo que sortear el obstáculo del legislador oficialista y secretario general del gremio de choferes, Luis Foresto, quien se oponía a la propuesta del Ejecutivo.

Ahora el proyecto tendrá que volver a Senadores, donde ya había obtenido media sanción. Pero deberá ser votado nuevamente porque en la Cámara baja salió con un par de cambios de redacción "para impedir que la norma sea inconstitucional y para no sobrepasar la legislación nacional", argumentó Augusto Alume, presidente de la Comisión de Transporte de Diputados.

Scivetti minimizó el fallo de la jueza laboral Nº 2, María Eugenia Bona, que "receptó parcialmente" la medida autosatisfactiva solicitada por "María del Rosario", "San José" y "Juana Koslay". Es que la magistrada respalda, de alguna manera, lo que plantea el Gobierno. "En materia de impuestos cabe que el Estado retenga los importes adeudados", expresa y en otro párrafo sostiene que "si las multas no están firmes no pueden descontarse" en función que las prestatarias siempre recurren a la Justicia cada vez que reciben una sanción económica.

"Estamos al borde de la quiebra"

La media sanción que tuvo el proyecto de ley en Diputados sumado al anuncio de recusación del fallo judicial generó otra vez el descontento de las empresas que sufren la retención de los subsidios nacionales. Al punto, que desde "María del Rosario" advirtieron que están al borde de la quiebra.

"Me obligaron a invertir por 3,8 millones de pesos en vehículos, que hace tres meses no los puedo pagar. Esto me obligó a acudir a préstamos, a vender algo para poder pagar", aseguró Rosa Gómez, apoderada de la firma.

Desde "Polo" también se mostraron disconformes con la Cámara baja y con el ministerio por su insistencia con la ley y con la retención. Desde Transporte aclararon que en los últimos dos meses liquidados se descontó a las empresas un proporcional de las deudas fiscales que mantienen. Y si bien reconocieron que los fondos siempre llegan atrasados y aún no arribaron los de abril, los dineros están inmovilizados desde la segunda mitad de noviembre para cinco empresas (María del Rosario, Polo, Tainor, San José y Juana Koslay) y desde mediados de febrero para la UTE santafesina.

$3,5 millones

Es el monto que la provincia le mantiene retenidos en total a las seis empresas que cobran subsidios nacionales.

Comentá la nota