Cuatro discursos con alto voltaje político

Puntualidad: el acto inaugural se inició con estricta puntualidad a las 14:00 horas, en la remodelada tribuna ferial. Los representantes del campo, con diferentes matices, expusieron crudamente la situación del sector e insistieron en la necesidad de que se respete la libertad de comercio y la seguridad jurídica, al tiempo de exigir el cese de las medidas "desafortunadas y erróneas" que el Gobierno Nacional tomó en los últimos dos años.
General Pico (Agencia) - La 75º edición de la muestra anual, que organizó la nueva dirigencia de la Sociedad Rural de General Pico, no sólo marcó diferencias con las inmediatamente anteriores por las condiciones generales del predio, la cantidad de expositores y la variedad de sus atracciones. Sin dudas también será recordada por los intensos reclamos y definiciones políticas que contuvieron los cuatro discursos que pronunciaron ayer, sucesivamente, el presidente de la entidad, Jorge Arocena, los representantes de CARBAP y CRA -Martín Garciarena y Néstor Roulet- y finalmente el gobernador Carlos Verna.

Advertencia

Jorge Arocena transitó por tres momentos distintos a lo largo de su discurso. Previo a este confesó su "emoción al recordar a tantas personas queridas que pasaron por aquí". Luego se remontó a los momentos fundacionales de las poblaciones pampeanas y destacó que todas tuvieron "al hombre de campo como protagonista indiscutido" de su devenir.

Después analizó las condiciones económicas mundiales y nacionales y la destacada posición de la producción agropecuaria en ese contexto. Una y otra vez, de diversos modos, marcó que el campo "ha sido clave para el desarrollo, y lo sigue siendo".

Reivindicó el rol de los "productores de alimentos" y elogió las "condiciones inmejorables" que se dan en La Pampa para ir al exterior "con nuestras carnes con certificado de calidad". En otro momento de su alocución volvió sobre el mismo punto para reconocer públicamente, de manera explícita, la política de fomento a la producción sostenida por la actual administración provincial.

En claro contraste, más tarde fue preciso y muy severo al criticar las diversas "y nocivas" intervenciones del Gobierno Nacional sobre la economía agropecuaria, y cargó decididamente contra "los improvisados de siempre que deciden nuestro destino". En esa senda discursiva cosechó repetidos aplausos de parte de los numerosos productores que poblaban la tribuna. "Acaso nuestro estrecho contacto con la naturaleza nos ha enseñado a resistir con empeño ante las sequías, las inundaciones, las plagas y también, por supuesto, ante las políticas equivocadas", señaló con énfasis. Instantes después, tras defender "la libertad de comerciar, la seguridad jurídica y el bienestar general", rechazó "la dolorosa contradicción de producir alimentos para 300 millones de habitantes en un país donde hay gente que se muere de hambre".

"Aves de paso"

El vicepresidente de CARBAP, Martín Garciarena, continuó con las críticas. Antes de desarrollar su oratoria recordó haber sido "granadero" y pidió un aplauso para la fanfarria de aquel regimiento, ubicada frente a la tribuna.

"Desde CARBAP no sólo tenemos protestas sino también propuestas", afirmó. Vaticinó, además, que "las aves de paso del momento no van a acabar con la ganadería" porque ésta "es más antigua que la Nación y tiene futuro".

"Burdas mentiras"

Luego el vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Néstor Roulet, profundizó el análisis crítico de la realidad agropecuaria y llamó encendidamente a los productores a participar en política, originando -sin saberlo aún en ese momento- una ácida y contundente respuesta del último orador, el gobernador Carlos Verna.

"La cosa está clara, si queremos una ganadería en crecimiento no podemos tolerar más los llamados telefónicos a los frigoríficos de parte de funcionarios como don Moreno (secretario de Comercio de la Nación) para que paguen tal o cual precio la hacienda", dijo y recordó que "el Gobierno tomó más de 25 medidas equivocadas en 24 meses".

Habló de "burdas mentiras para confundir a la población" y calificó de "criminales" a quienes "impiden hacer alimentos por beneficio propio", logrando un amplio aplauso de la tribuna.

Comentá la nota