Cuatro días sin agua, donde sólo se habló de un accidente

El primero de mayo la planta de Obras Sanitarias ubicada en la Plaza Mitre se inundó y más del 10 por ciento de la ciudad se quedó sin agua durante cuatro días. Por la crisis, se puso en marcha un operativo de emergencia que llegó a movilizar al Ejército.
La noche del incidente en la planta de OSSE estaban de guardia los empleados Miguel Paz, Miguel Favareto y Eduardo Alonso. "Antes de llegar a la puerta de la sala de máquina, tomé el picaporte y ya sentía que todo temblaba. Después fue algo inexplicable, como en una película donde se hunde el barco", contó Paz. Y agregó: "Fue un segundo. porque enseguida hubo un gran ruido como una explosión y el agua se nos venía encima. Decidimos con mis compañeros cortar las válvulas y enseguida la luz. Con todo oscuro salimos y se llenó todo de agua".

En el segundo día de crisis, se trasladaron a unos hornos especiales los cuatro motores de bombeo que habían quedado bajo el agua. Además una flota de camiones cisternas recorrieron la ciudad para tratar de llevar agua a los barrios más afectados.

En el tercer día, el intendente Gustavo Pulti aseguró: "Tenemos comprobado que fue un accidente. No hubo sabotaje ni falta de mantenimiento". En la plaza Mitre se esperaba el avance del secado de los hornos para empezar a solucionar el problemas. Además el operativo de emergencia diseñado funcionaba con normalidad y los efectos de la crisis se pudieron atenuar.

En el cuarto día, el agua empezó a volver a algunas de las zonas afectadas. El titular de Obras Sanitarias, Mario Dell`Olio, aseguró que se iban a profundizar las investigaciones para determinar qué pasó. De todas maneras, la versión oficial siempre se mantuvo en la hipótesis del accidente.

Noticias habló de "sabotaje"

Con el problema ya solucionado, la revista Noticias instala por primera vez la teoría del sabotaje. Los motivos: una operación ejecutada por la SIDE y encargada por el kirchnerismo para convencer al intendente que se presente como candidato provincial por la Quinta Sección Electoral.

Pulti, consultado por LA CAPITAL, evitó polemizar con la revista y negó la hipótesis. "Un posible boicot lo descartamos en las primeras horas del hecho. Si alguien lo hubiese querido hacer, hubiera puesto en riego su vida", dijo. A esa altura el intendente ya había aceptado ser un candidato testimonial.

El 16 de mayo LA CAPITAL habló en exclusiva con uno de los especialistas que iba a realizar las pericias. Ese día presagió: "En este tipo de casos, lo que la gente recuerda es la primera impresión. En general, el resultado del análisis suele no coincidir con las primeras impresiones". En el informe que se difundió ayer, se comprobó la falla humana

Comentá la nota