Cuatro de cada 10 centros municipales no están preparados para hacer una prueba de VIH

Son datos de una encuesta oficial en centros de atención primaria. Los especialistas piden eliminar esta barrera. Hoy es el Día Mundial de lucha contra el sida. En Argentina, unas 39 mil personas desconocen que están infectadas.
Aunque en nuestro país unas 39 mil personas no saben que están infectadas de VIH y el Estado saca a relucir campañas cada año cuando, como hoy, se conmemora el Día Mundial de Lucha contra el sida, todavía existe en Argentina una fuerte desarticulación entre los sistemas de salud municipal, provincial y nacional que permita realizar el test de detección del virus.

El 40 por ciento de los centros de atención primaria (CAPS) de la salud de todo el país no tiene la infraestructura ni los recursos humanos para llevar a cabo una prueba de VIH. "El 60 por ciento de los CAPS sí está en condiciones de hacer una extracción de sangre para testear el VIH pero esto no quiere decir que en la práctica todos esos CAPS lo hagan. Es muy bueno que puedan hacer los test pero el 100 por ciento de los CAPS debería poder hacerlo", señaló el director nacional de Sida y ETS, Claudio Bloch.

Los datos surgen de una encuesta oficial que se llevó a cabo este año entre los 200 centros de atención primaria de la salud que mayor cantidad de gente atienden en el país. Aunque en total existen poco más de 6.000 CAPS, que dependen de los municipios.

Para los especialistas, es fundamental que todos los CAPS del país puedan realizar las pruebas de VIH. De ese modo, los vecinos podrían acudir al centro de salud más cercano a su domicilio para hacerse el test que es gratuito, confidencial y anónimo.

De lo contrario, a una decisión difícil de tomar, se suma una carrera de obstáculos. Viajar hasta el hospital más cercano al domicilio para solicitar un turno; esperar unos veinte días para hacerse la extracción de sangre; y aguardar un mes después recoger los resultados. "Hay que disminuir la mayor cantidad de barreras posibles para que mayor cantidad de gente acceda al test", indicó Bloch.

En el país unas 120 mil personas están infectadas de VIH. De ellos, unos 42.000 están bajo control médico aunque sólo 36 mil han necesitado iniciar el tratamiento. De los 78.000 infectados que restan, unos 39 mil saben que están infectados pero aún no están bajo control. Esto se debe a que las personas tardan cerca de un año en asumir que deberá tratarse de por vida. Y otros 39 mil desconocen que están infectados.

Comentá la nota