En Río Cuarto, YPF ya registró subas en la nafta y el gasoil

Según informaron en Petrobras, Esso y Shell, estos aumentos aún no llegaron a sus surtidores. Sin embargo, estiman que podrían producirse cambios en las tarifas durante los próximos días.
Los expendedores locales de YPF informaron que desde el sábado realizaron aumentos en la nafta súper y el gasoil. Los incrementos son del 5,5% en el caso de la nafta y del 4,5% en el gasoil. Por el contrario, las estaciones de servicio Petrobras, Esso y Shell afirman que, hasta el momento, mantienen los mismos precios, pero no descartan que en los próximos días se produzcan subas.

En la estación de servicio del Automóvil Club explicaron que el fin de semana se incrementaron los valores de la nafta súper, que antes costaba 2,95 pesos y ahora vale 3,13 pesos. En el caso del gasoil, el precio anterior era de 2,36 pesos y el actual asciende a 2,44 pesos.

En tanto, la estación de servicio Petrobras, ubicada en Jaime Gil, certificó que aún los precios no se han modificado. En este caso, la nafta súper cuesta 3,149 pesos, la podium está a 3,699 pesos y el gasoil a 2,549 pesos. No obstante, expusieron que lo que más aumentó últimamente fue el gasoil, que hace dos meses incrementó su valor 5 centavos.

La estación de servicio Shell ratificó que sus precios no variaron. Sin embargo, un empleado no descartó la posibilidad de que en los próximos días se vaya a efectuar un incremento.

Actualmente, el precio de la nafta súper en esta estación de servicio es de 3,198 pesos. Mientras que el gasoil cuesta 2,898 pesos.

Norberto Fillipetti, de la estación de servicio Esso, localizada en Banda Norte, sostuvo que por el momento no tiene noticias acerca de los aumentos. Por otra parte, aseguró que tiene contacto directo con todos los expendedores de Esso en la ciudad y ninguno le informó la posibilidad de incrementar los precios.

“Nosotros no tenemos cambios de tarifa desde octubre de 2008, porque si hubo cambios fueron ínfimos y no se trasladaron a los surtidores”, recalcó Fillipetti.

Los importes que cobra Esso por la nafta súper son de 3,59 pesos para la Energy 8 mil, para la Extra 3,29 pesos y para el gasoil 2,61 pesos.

Sobre los incrementos en las tarifas, las principales petroleras del país justificaron la suba de las tarifas por en el impacto del aumento del dólar sobre los costos de producción y en las dificultades que tienen para poder exportar.

Con todo, el ajuste de precios se produce en un contexto de desaceleración de la demanda de combustibles en general.

En los últimos meses, las naftas premium perdieron mercado a manos de la nafta súper (de menor precio), en tanto que el gasoil es menos demandado particularmente por el sector agropecuario, explicaron las petroleras.

Incrementos a nivel nacional

Estos incrementos, registrados en los expendedores locales de YPF, se condicen con los valores de aumento que denunciaron ayer en Buenos Aires desde la Federación de Expendedores de Combustible. Su titular, Luis Malchiodi, explicó que esta suba "sigue la tesitura del resto de las tarifas, que también han aumentado en el país", debido a "una quita de la subvención" por parte del Gobierno.

En la ciudad de Buenos Aires, YPF aumentó entre 1 y 5 por ciento el precio de sus combustibles y Esso estaría por aplicar una suba de casi 5 centavos para el gasoil y las naftas de alto octanaje, y de 14 para las naftas "súper".

Según publicó un matutino porteño, YPF argumentó que el 65 por ciento de sus costos es en dólares y la suba de la divisa norteamericana los obliga a corregir los precios.

En YPF también se justificaron en que, al ofrecer el precio más bajo del mercado interno, los consumidores se volcaban a sus estaciones y corrían el riesgo de desabastecerse. Consultadas sobre la merma de precios de combustibles que está registrándose en otros países por el abaratamiento del crudo, las fuentes de YPF responden que, por el esquema de retenciones a la exportación, en la Argentina las naftas y el gasoil no aumentaron tanto el año pasado, cuando el barril orilló los U$S 150, y por eso ahora tampoco bajan, cuando el petróleo cotiza a 53,80.

A su vez, el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), Raúl Castellano, dice que el provecho resultará "mínimo" para ellos. "Cobramos 7 por ciento de lo que se aumenta", lamenta Castellano, que calcula que el mercado de gasoil cayó entre 3 y 4% en febrero.

"En los últimos tiempos la suba era más escalonada, no tan de golpe como ahora", cuestionó el titular de FECOBA y agregó que "si uno carga 10 pesos de nafta en el surtidor paga 7 pesos de impuestos".

Al respecto, el presidente de la compañía Shell en Argentina, Juan José Aranguren, consideró que "las variaciones porcentuales de precios que se están produciendo compensarían parcialmente la devaluación del peso en relación al dólar registrada en los últimos meses".

Por su parte, el Director de Asuntos Públicos de Esso, Tomás Hess, señaló que "ante la suba del dólar frente al peso y la dificultad para exportar por los altos impuestos que gravan a los productos del sector (retenciones), las petroleras debieron "aumentar los precios" de los combustibles.

Hess puntualizó que "las negociaciones con los productores son muy complejas", porque destacó que "ellos defienden su patrimonio y pretenden precios más altos".

Por último, subrayó que "exportar los valores excedentes de la producción, que era la válvula de escape, hoy no es conveniente", debido a que "los impuestos a las exportaciones son sumamente altos y llegan a 80 por ciento".

Comentá la nota