Rio Cuarto: Mugnaini, con leve ventaja para ser ombudsman

En una sesión extraordinaria, mañana el Concejo Deliberante elegirá en segunda vuelta al defensor del Pueblo. Aunque el resultado no está definido, el candidato de UPC tendría un voto más que el postulante del PJ, De Rivas.

RIO CUARTO - A 24 horas de la segunda votación del Concejo Deliberante local, las especulaciones previas existentes en las distintas bancadas otorgan en principio una leve ventaja a favor de Eduardo Mugnaini, el postulante de Acción por la República y Unión por Córdoba que superaría por un voto al candidato del Partido Justicialista Guillermo De Rivas.

Es tal la paridad existente entre ambos dirigentes peronistas, que incluso no se descarta que se produzca un nuevo empate, si uno de los legisladores comunales termina por votar en blanco en vez de apoyar como en principio ha asegurado las aspiraciones de Mugnaini.

En este contexto de gran expectativa y diferentes operaciones políticas en pro y en contra de los dos candidatos justicialistas, ayer el edil de la Coalición Cívica, Eduardo Scoppa, presentó una nota al Concejo Deliberante por la cual Nelson Doffo, renuncia a ser postulante a defensor del Pueblo por el mencionado sector político.

Las fuentes consultadas también anticiparon que es muy posible que hoy la restante aspirante al cargo de ombudsman de Río Cuarto, Paulina Baños, del Frente de la Gente, adopte una actitud similar a la de Doffo para favorecer la votación final entre De Rivas y Mugnaini.

Tanto en la bancada mayoritaria, como en los tres bloques minoritarios, existe el convencimiento de que debe ser un dirigente de origen peronista el que debe ocupar la función actualmente desempeñada por Juan Llamosas.

A priori, los 7 concejales radicales del oficialismo se inclinarían a favor de De Rivas. En cambio, los otros cuatro que pertenecen al Frente Cívico, al Partido Socialista y un restante es independiente, votarían por Mugnaini.

Este último, actual prosecretario legislativo del Concejo Deliberante cuenta extraoficialmente con la adhesión de 5 de los 6 integrantes de la bancada de Unión por Córdoba. El restante se inclinaría en cambio por De Rivas.

La duda pasa por saber cuál será la actitud final que asumirán los ediles de la Coalición Cívica y del Fregen. Mugnaini necesitaría en principio sólo uno de esos votos. En cambio para De Rivas la única opción es lograr convencer a los representantes de esas dos bancadas unipersonales para que los voten.

Como Mugnaini trabaja en el Concejo Deliberante cuenta con una ventaja, que su rival de turno pretende compensar con el apoyo oficial de la estructura provincial del peronismo.

Mientras De Rivas está estrechamente vinculado con el gobernador Juan Schiaretti, Mugnaini en cambio ha acercado posiciones con el kirchnerismo local, aunque para este tipo de votación cuentan más las cualidades personales de cada aspirante.

En el ámbito del Departamento Ejecutivo se sigue con particular interés esta votación. El intendente Juan Jure no quiere quedar mal con el gobierno provincial ni con el nacional. Por esta razón, tendría un velado interés en que se registre un nuevo empate entre los dos candidatos, tal como ocurrió en la primera votación cuando De Rivas y Mugnaini cosecharon 7 adhesiones cada uno, contra dos de Doffo y de Baños.

Para que ello ocurra uno o varios legisladores municipales deberían votar en blanco, algo que no ocurrió en la primera instancia.

Si se repite la igualdad entre los dos candidatos, la definición del tema se prolongaría varias semanas más, muy posiblemente para después de la elección del 28 de junio.

Comentá la nota