Río Cuarto depende cada vez más de los fondos nacionales

Es una advertencia de la consultora internacional Moody’s, que fue contratada por la Municipalidad para estudiar la fortaleza de sus finanzas. El peso de la coparticipación creció considerablemente en los últimos años: pasó del 22 al 35%. Así, la ciudad pierde margen de maniobra. Alertan sobre la deuda.
His­tó­ri­ca­men­te, la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Río Cuar­to ge­ne­ró sus pro­pios re­cur­sos. La co­par­ti­ci­pa­ción era ape­nas un com­ple­men­to de una ro­bus­ta re­cau­da­ción pro­pia. Sin em­bar­go, en los úl­ti­mos años esa rea­li­dad ha em­pe­za­do a re­ver­tir­se y la ciu­dad de­pen­de ca­da vez más de los fon­dos que le en­vía la Na­ción.

Se­gún un in­for­me de la calificadora Moody’s, una de las más im­por­tan­tes a ni­vel in­ter­na­cio­nal, los in­gre­sos pro­ve­nien­tes de la co­par­ti­ci­pa­ción na­cio­nal ya re­pre­sen­tan el 35 por cien­to del to­tal de re­cur­sos, lo que im­pli­ca un cre­ci­mien­to de 12 pun­tos con res­pec­to a la mar­ca de 2002. Así, el Es­ta­do rio­cuar­ten­se pier­de mar­gen de ma­nio­bra y se en­ca­mi­na a ser más de­pen­dien­te de los po­de­res de tur­no. La au­to­no­mía mu­ni­ci­pal se di­lu­ye cuan­do su fun­cio­na­mien­to es­tá ata­do al Eje­cu­ti­vo na­cio­nal.

Moody’s fue con­tra­ta­da por la pro­pia Mu­ni­ci­pa­li­dad pa­ra que rea­li­ce una ca­li­fi­ca­ción; es de­cir, pa­ra que es­ta­blez­ca cuán sa­lu­da­bles son sus cuen­tas y cuál es su ca­pa­ci­dad de en­deu­da­mien­to. La empresa internacional re­pi­tió en su úl­ti­ma re­vi­sión la no­ta que ya le ha­bía pues­to a Río Cuar­to: Aa3.ar, que im­pli­ca que el emi­sor de deu­da tie­ne una ca­pa­cidad cre­di­ci­tia muy fuer­te con re­la­ción a otros emi­so­res na­cio­na­les.

Sin em­bar­go, en el in­for­me, los téc­ni­cos de Moody’s en­cien­den al­gu­nas lu­ces de aler­ta. En su pri­mer trabajo, la con­sul­to­ra ya ha­bía ad­ver­ti­do que el mon­to de la deu­da pú­bli­ca rio­cuar­ten­se es al­to. Pe­ro, aho­ra, ade­más pun­tua­li­za que el Mu­ni­ci­pio en­tró en dé­fi­cit y que su de­pen­den­cia con la Na­ción ha cre­ci­do.

Con res­pec­to al en­deu­da­mien­to, el in­for­me de Moody’s se­ña­la: "La Mu­ni­ci­pa­li­dad de Río Cuar­to po­see un ele­va­do ni­vel de en­deu­da­mien­to, lle­gan­do a los 85,3 mi­llo­nes en 2007, lo que equi­va­le a un 67 por cien­to del to­tal de in­gre­sos. Po­co más del 70 por cien­to de la deu­da es­tá de­no­mi­na­da en dó­la­res ba­jo la for­ma de prés­ta­mos de lar­go pla­zo ob­te­ni­dos de di­ver­sos or­ga­nis­mos mul­ti­la­te­ra­les de cré­di­to".

Si bien en tér­mi­nos no­mi­na­les la deu­da de la Mu­ni­ci­pa­li­dad creció de 42,7 mi­llo­nes de pe­sos en 2002 a 85,3 mi­llo­nes en 2007, el pe­so relativo se ha re­du­ci­do por­que pa­só de re­pre­sen­tar el 87,4 por cien­to de los in­gre­sos to­ta­les al 66,8 de la ac­tua­li­dad.

Un da­to sig­ni­fi­ca­ti­vo es la deu­da per cá­pi­ta que ha asu­mi­do el Es­ta­do lo­cal: el pa­si­vo, que en 2002 re­pre­sen­ta­ba 284 pe­sos por per­so­na, aho­ra pa­só a 531 pe­sos por rio­cuar­ten­se.

Pa­ra Moody’s, el per­fil de deu­da de­pen­de­rá del plan de pa­go que la Na­ción es­ta­blez­ca pa­ra los mu­ni­ci­pios. Es que el Es­ta­do na­cio­nal se hi­zo car­go del pa­si­vo de las pro­vin­cias y las ciu­da­des y ac­tual­men­te no es­tá co­bran­do los ven­ci­mien­tos por­que no se de­fi­nió si se to­ma­rán 3 a 1 con res­pec­to al dó­lar o si se apli­ca­rá el CER.

Pe­ro el ele­men­to más no­ve­do­so es la ad­ver­ten­cia so­bre la de­pen­den­cia con res­pec­to a la Na­ción. "Al cie­rre del ter­cer tri­mes­tre de 2008, un 59,5 por cien­to del to­tal de re­cur­sos tu­vo su ori­gen en los in­gre­sos tri­bu­ta­rios y no tri­bu­ta­rios del Mu­ni­ci­pio (...) Los in­gre­sos pro­ve­nien­tes de la co­par­ti­ci­pa­ción ex­pli­can cer­ca del 35 por cien­to del to­tal de re­cur­sos, mien­tras que el pro­me­dio pa­ra las pro­vin­cias ar­gen­ti­nas se en­cuen­tra al­re­de­dor de un 50-60 por cien­to. Sin em­bar­go, las trans­fe­ren­cias fe­de­ra­les re­pre­sen­ta­ron un 22,6 por cien­to de los in­gre­sos to­ta­les en 2002, dan­do evi­den­cias de que si bien la Mu­ni­ci­pa­li­dad ha de­mos­tra­do po­seer la ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar re­cur­sos pro­pios, los in­gre­sos de­ri­va­dos de la co­par­ti­ci­pa­ción se es­tán vol­vien­do ca­da vez más im­por­tan­tes en tér­mi­nos re­la­ti­vos", di­ce el in­for­me.

Los técnicos de Moody’s prevén una economía complicada para los próximos años. Y puntualizan que Río Cuarto es altamente sensible a los ciclos económicos. Por eso, recomiendan un ajuste de gastos: "La ciudad enfrenta un importante desafío y deberá poner todos sus esfuerzos en equipara los niveles de gastos y recursos de manera de asegurar un equilibrio financiero en sus cuentas".

Comentá la nota