En Río Cuarto, la canasta navideña subió un 25% en el último año

El incremento se registró tanto en bebidas como en alimentos y artículos navideños. El nivel de ventas aún permanece bajo. Por la crisis, creen que volverán a ganar protagonismo las segundas marcas.
Las góndolas de supermercados y negocios se encuentran atestados de artículos y alimentos navideñas. Sólo que este año hay un cambio, no en los productos, sino en los precios. Según distribidores y vendedores de nuestra ciudad, se registra un aumento de los costos de entre el 25 y el 30%. La canasta navideña asciende a $45, pero si se buscan productos de primera línea, el costo se acerca a $75.

Según supermercados y almacenes los productos que más aumento sufrieron son: pan dulce, budines y especialmente la sidra. Un pan dulce se encuentra desde $ 4,25, mientras que uno de primera marca puede alcanzar $12,50. Un valor que supera ampliamente el máximo que alcanzó el año anterior, que era $ 8,00.

Otra bebida que incrementó su costo es el ananá fish, que hoy está en $6,59, y según las asociaciones de Defensa al Consumidor muchos de los productos además achicaron su volumen.

La sidra se puede encontrar con importes que van desde $5 a $11, y presenta un aumento del 50%. Los budines están desde $2,49 a $6. En los postres y garrapiñadas, el aumento fue del 20% con respecto a 2007.

La suba de los costos afecta no sólo a los clientes sino también a los supermercados, que han visto disminuidas sus ventas. Estos aumentos se acumularon a lo largo del año ya que todas las estimaciones privadas coinciden en señalar que en los dos últimos meses se registró una fuerte desaceleración en los precios de alimentos y bebidas.

La evolución de los precios incide en gran medida sobre la actividad: el último dato disponible da cuenta que en octubre último los alimentos aumentaron 2,05% respecto a septiembre, y al año llevan un acumulado del 17,57%, muy por encima del índice de inflación que publica el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), que para los primeros diez meses del año arrojó 6,5% de incremento.

Más allá de esto, la Presidenta confirmó que seguirá con la política de control de precios para asegurar que los valores de la canasta puedan ser accesibles y además lanzó ella misma una canasta de productos la semana pasada.

Artículos, también más caros

Los comerciantes afirman que el precio de los artículos navideños sufrieron entre un 20 y un 30% de aumento. Los productos de industria nacional son los que más subieron, mientras que los importados mantienen sus valores respecto a 2007.

Con respecto a la compra de productos, uno de los comerciantes consultados comentó: “La gente no es que deja de comprar, por eso las ventas caen, lo que pasa es que compran menos cantidad”, subrayó.

También dijo que “en las fechas de cobro las ventas crecen, pero por dos o tres días, y después quedan paradas”. Por esto, la estrategia que actualmente utilizan para atraer clientes consiste en lanzar todas las semanas diferentes ofertas. Promocionan distintos productos navideños por día y así mejoran las ventas.

Sumado a esto, el comercio cree que las dudas por la crisis mundial y la incertidumbre a nivel interno afectarán gravemente el nivel de consumo para las fiestas. Aún así, tienen la esperanza de que la gente esté atenta a las ofertas y compre a último momento, cuando se concentra el mayor movimiento. A la vez, los súper estiman que crecerá el consumo de las segundas marcas o marcas propias.

Comentá la nota