Río Cuarto ya acepta la unión civil de parejas gays

Río Cuarto ya acepta la unión civil de parejas gays
El Concejo Deliberante aprobó la creación de un registro municipal. Parejas homo y heterosexuales podrán demostrar así sus años de convivencia. El proyecto fue votado por unanimidad inesperadamente
Inesperadamente, el Concejo Deliberante terminó aprobando ayer por unanimidad una ordenanza que habilita la unión civil de parejas homosexuales. Así, Río Cuarto se convirtió en una de las pocas ciudades del país -entre otras, Capital Federal y Carlos Paz- en las que dos personas del mismo sexo pueden ser reconocidas oficialmente como pareja.

El debate entre los bloques fue intenso y el resultado final sorpresivo. Dos concejales justicialistas argumentaron en contra del proyecto y Guillermo Natali, que había definido de antemano su voto positivo, anunció que el PJ no había llegado al consenso y que, por lo tanto, había quedado dividido. Pero, a la hora de votar, los 19 concejales levantaron la mano y provocaron el aplauso y la emoción de los representantes de las comunidades de gays, lesbianas y travestis que siguieron la sesión en el recinto.

Entre el público, estaban César Cigliutti y Marcelo Suntheim que, además de ser el presidente y el secretario de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), se convirtieron en la primera pareja gay de Argentina que se unió civilmente. Fue el 18 de julio de 2003 en Capital Federal.

Al principio, todo indicaba que al menos cuatro concejales justicialistas y uno o dos oficialistas votarían en contra. Es más, Estela Concordano y Víctor Núñez fundamentaron su rechazo al proyecto con el argumento de que, a pesar de las buenas intenciones, se estaban creando falsas expectativas en las parejas porque la ordenanza no iba a servir para tramitar una obra social o una jubilación.

En realidad, el proyecto estuvo a punto de caer ayer por la oposición de un sector del PJ. Sin embargo, con la marcha del debate, los votos fueron inclinándose todos en el mismo sentido. La oficialista Viviana Yawny, que impulsó el proyecto junto al opositor Enrique Novo, había descontado la división. En su discurso dijo: "No es un proyecto ni aislado ni caprichoso. Estamos en camino de levantar las barreras de la desigualdad. Y si bien no estamos todos de acuerdo, somos los suficientes".

Yawny detalló que con el reconocimiento de las uniones civiles las parejas podrán tramitar una pensión o la inclusión en una obra social. Y aclaró que el proyecto será también una reivindicación para los heterosexuales que viven juntos pero sin casarse.

Lo que hace la ordenanza es crear un registro de uniones. Previamente, el Municipio deberá reconocer oficialmente a la pareja. Para formalizar una unión civil será necesario cumplir con una serie de requisitos como, por ejemplo, acreditar un año de convivencia.

Novo dijo que el registro de uniones civiles no consigue la igualdad pero es un paso más hacia adelante.

El radical Jorge Cendoya, que dudó hasta último momento, dijo que la nueva ordenanza tendrá un significado más simbólico que jurídico. Sostuvo que los supuestos beneficios de que gozarán las parejas no serán tales. Esa afirmación fue desmentida por los integrantes de CHA.

Incluso Fabricio Pedruzzi que expuso sus argumentos desde una perspectiva cristiana, señaló que la unión civil les permitirá a hombres y mujeres encontrar el punto que los une. "Contribuimos al derecho y la igualdad, algo que engrandece la dignidad humana", dijo el concejal oficialista.

Apedrearon la Casa Radical

Anoche, cuando se estaba haciendo un acto de campaña en la Casa Radical, un grupo de personas pasó frente al edificio de la calle Cabrera y apedreó los vidrios.

Quienes participaban en al acto alcanzaron a escuchar que los agresores lanzaban insultos por la decisión del oficialismo de impulsar y aprobar -junto con la oposición- el proyecto que reconoce las uniones civiles de homosexuales en Río Cuarto.

Después del episodio, dirigentes y concejales radicales hicieron la denuncia policial.

Comentá la nota