Cuando vaya a EE.UU., Cristina no tendrá reunión con Obama

"No habrá bilateral", dijo la Casa Blanca. Obama ya recibió a Lula y Bachelet.
Cristina Kirchner no tendrá una reunión bilateral con el presidente Barack Obama, como deseaba. Un vocero de la Casa Blanca confirmo a Clarín que la Presidenta no figura en la agenda que desarrollara Obama en el marco de la Asamblea Anual de la ONU que comienza el 23 de setiembre en Nueva York ni tampoco durante la reunión cumbre del G20 que se desarrollara justo después en Pittsburg, Filadelfia.

"No habrá una reunión bilateral pero obviamente se verán en el contexto de un grupo" dijo a Clarin Mike Hammer, de la Casa Blanca.

De hecho, Cristina Kirchner ya se ha visto de esa manera con Obama en dos ocasiones, durante la Cumbre de las Américas en Trinidad Tobago y durante la cumbre del grupo de los 20 en Londres. Pero todavía no tuvo una reunión bilateral como ya la han tenido los presidentes de todos los países latinoamericanos más importantes de la región: Brasil, México, Chile y Colombia. ¿Por qué Argentina ha sido excluida de este grupo?

"Si Obama recibe a la Argentina también tiene que recibir a Perú y a El Salvador" fue la explicación de un scheduler, uno de los funcionarios que se ocupan en la Casa Blanca de la agenda de Obama.

En la embajada argentina en Washington se defienden diciendo que nunca han pedido una bilateral. También argumentan que EE.UU. le pidió a la Argentina tres cosas -no dicen cuáles- que Cristina no concedió y que por lo tanto no es una sorpresa que la Casa Blanca no quiera otorgarle ahora una reunión bilateral.

En el Departamento de Estado nunca escucharon hablar de esos pedidos. Más aún, cuando esta corresponsal indagó sobre la evaluación que hacen de la actuación de Argentina en temas diplomáticos regionales la respuesta fue positiva. Es claro que existe mucho descontento a nivel de las empresas y de los bancos estadounidenses con intereses en la Argentina que se quejan de lo que según una de las fuentes consultadas, son las actitudes cada vez más chavistas del gobierno a nivel de la política doméstica y económica. Hablan de favoritismo con respecto a los "empresarios" amigos.

De hecho la posición que defendió el embajador argentino Rodolfo Gil en la OEA con respecto a Cuba y Honduras fue la que al final también adoptó el Departamento de Estado. No hubo conflicto a ese nivel. La Argenitna y EE.UU. terminaron defendiendo juntos una resolución que por un lado levantó las sanciones en contra de Cuba y por el otro condicionó su reincorporación a la OEA a que el régimen cubano se democratice. La diplomacia estadounidense le está muy agradecida al canciller Taiana por la manera en que intercedió ante los países del Alba para que firmaran esta resolución de manera tal que la reunión no termino en un fracaso.

También Gil fue de los primeros embajadores que planteo en la OEA la necesidad de no reconocer a un gobierno emanado de elecciones organizadas por los golpistas hondureños. El Departamento de Estado emitió un comunicado hace 10 días diciendo lo mismo.

Por último, EEUU hace un balance positivo de la cumbre de UNASUR donde se discutió el acuerdo militar mediante el cual Washington obtuvo acceso a por lo menos siete bases colombianas. El Departamento de Estado considera que Colombia no salió tan mal parada, gracias a Lula y a Cristina.

¿Por qué entonces no hay una reunión bilateral? Sin dudas Obama es un presidente con urgencias más importantes. Pero recientemente la nueva embajadora de EEUU en la Argentina. Vilma Martínez tuvo varios encuentros en Washington con ex diplomáticos, lobistas, empresarios y banqueros estadounidenses con intereses en la Argentina que fue ilustrativo de cómo la expectativas de cambio que originó el gobierno de Cristina terminaron en la nada. Martínez escuchó reclamos sobre la falta de reglas claras, la transgresión continua de los contratos, las mentiras del INDEC, la falta de previsibilidad, el problema de los bonistas. A todo eso se suman los casos de corrupción que se han destapado en los últimos días y la ofensiva del gobierno contra la prensa que muchos en Washington comparan con lo que esta sucediendo en Venezuela.

Si bien hay funcionarios en el Departamento de Estado que siguen pensando que hay que preservar el diálogo cualquiera sea el país, Venezuela Irán o Argentina, esta posición no es compartida por todos en Washington. "¿Por qué van a recibir en la Casa blanca a una presidenta que dijo que EEUU es el que exportador del virus de la gripe porcina la Argentina?" dijo a Clarín un ex funcionario de Bill Clinton.

Comentá la nota