Cuando todos acomodan sus fichas

Cuando todos acomodan sus fichas
LANZAN UN NUEVO SECTOR DENTRO DEL REUTEMISMO ROSARINO

El portazo de Carlos Reutemann revolvió el avispero en el Partido Justicialista santafesino, y todos reacomodan sus fichas. Desde antes de esa jugada, un grupo de militantes justicialistas comenzó a trabajar en conjunto con el jefe de asesores del Lole, Carlos Carranza, para aportar al reutemismo en Rosario, una ciudad esquiva.

"Este es un armado nuevo, estamos apuntando a equipos de profesionales jóvenes, de entre 30 y 45 años, con un fuerte acento en la formación política", explicó Andrés Chiarrello, director de Acepil, un espacio concebido para capacitar y aglutinar cuadros. Junto a Alberto Neirot, impulsan este espacio. "Vemos los afiches callejeros, pero en la conferencia de prensa de Reutemann en el ICR quedó claro que no todos los que hablan por él lo representan", agregó. Al mismo tiempo, apuestan a aglutinarse con otros sectores reutemistas rosarinos, como los que encabezan Osvaldo Ortolani, Laura Venesia y Roxana Latorre, para terminar con la dispersión del sector en Rosario.

Aunque aseguran combatir la repetida práctica de desarmar las agrupaciones después de las elecciones, tampoco esconden que aspiran a meter algún candidato dentro de las listas. Entre sus más conspicuos militantes figuran Diego Giuliano, Oscar Ensinck, Julio Jozami, Benito Aphalo y Juan Bonifazzi. "En Rosario hay varios dirigentes del espacio reutemista, nosotros queremos sumar en ese espacio", indicó Neirot, quien consideró que "Reutemann tiene una forma muy peculiar de conducir. Y por eso, nuestra capacidad de crecimiento tiene que ver con lo que podamos construir desde abajo". Sobre la ida del bloque del Frente para la Victoria en Senadores, Chiarello consideró que fue "un desenlace lógico después del conflicto por la resolución 125".

Los impulsores de este espacio saben que la inserción en Rosario no es sencilla. "El peronismo no ha logrado un espacio superador en la ciudad. Como se podía garantizar el Estado provincial, no era necesario ganar Rosario y lo fueron descuidando", se sinceró Neirot, quien apuntó que "la dirigencia de Rosario no estuvo a la altura de las circunstancias".

Este nuevo grupo se viene organizando desde fin del año pasado. Consideran que es un buen momento para disputar el liderazgo en la ciudad. "Ahora se da una oportunidad. En los barrios se ven las carencias, la necesidad de un cambio. Creemos que el gobierno municipal se ha desgastado", indicó Chiarello.

Sin certezas todavía sobre la candidatura del ex gobernador -quien amenazó con irse a su casa- Neirot y Chiarello apuestan a que sí se presente a pelear como senador. "Si Reutemann gana, quiebra el proyecto socialista", consideró Neirot. Sin embargo, subrayó una y otra vez que el proyecto va más allá de las elecciones. "No pasa únicamente por las elecciones de concejales. Más allá de meter un concejal, la idea es una construcción seria", dijo. Chiarello agregó: "Estamos hablando de un proyecto a largo plazo, con trabajo en lo territorial y en la capacitación, con planes de gobierno. Queremos romper la inercia, el marketing político es importante, pero también la capacitación, para ir consolidando un espacio de participación".

Comentá la nota