"Cuando se pone plata para seguridad es solamente para tapar los baches"

Habla del respeto a las garantías constitucionales. Reconoce algunas responsabilidades del Poder Judicial, pero plantea que el problema es más estructural. Antonio Saladino, juez de Garantías, desmenuza el tema de la inseguridad y advierte intereses políticos en algunos protagonistas. Y dice: "El policía anda en un móvil cosido con alambre y el chorro en un BMW".
Está molesto y no lo esconde. El juez de Garantías, Antonio Saladino, desmenuzó las críticas al Poder Judicial y dice que las responsabilidades sobre la inseguridad son variadas. Defiende el respeto a las garantías constitucionales y apunta que con el Código Penal actual "tiende a la libertad del imputado. Si alguien quiere cambiar eso, lo tiene que legislar". Pero advierte que el problema es estructural. Y que el día en que se dote de medios, pueden comenzar las críticas. Que, por ahora, es como salir a competir en Fórmula Uno con "una catrasca". El magistrado es tajante y vuelca su mirada en un momento clave en el que tanto la Multisectorial como el Departamento Ejecutivo apuntan todos sus dardos contra la Justicia.

-Cuando se plantea el tema de la inseguridad, todos apuntan al Poder Judicial. ¿Cuál es su análisis?

-Creo que cada uno se tiene que hacer responsable de sus propios actos. El Poder Judicial tendrá que hacerse cargo de algunas demoras que a veces son justificadas y a veces no. Cuestión que contribuye a que las causas se atrasen. Pero por otro lado nadie se hace cargo de sus responsabilidades. En la parte de prevención del delito, no se puede hacer cargo el Poder Judicial. Puede haber una responsabilidad porque las investigaciones no avanzan y si no avanzan, el mismo que robó acá si no lo descubrimos y no lo metemos preso, va a seguir robando. Pero ahí hablaríamos del Poder Judicial con todos sus auxiliares, que en este caso sería Policía. Pero en el tema de las excarcelaciones, si la ley dice que un delito con menos de ocho años de pena es excarcelable y la persona no tiene antecedentes ni ninguna causal para denegarla, es nuestra obligación dársela. El Código tiende a la libertad del imputado. Si alguien quiere cambiar eso, lo tiene que legislar. Pero con este Código no se puede exigir al Poder Judicial que tenga presa a la gente por mera sospecha. O aun teniendo pruebas de que cometió un delito, si la Ley dice que ese delito es excarcelable, el Poder Judicial lo tiene que excarcelar.

-Pero en el contexto actual la Multisectorial dice que "la responsabilidad la tiene el Poder Judicial", la policía dice "no podemos hacer nada porque las decisiones son de la Justicia", Eseverri dice "le reclamo al Poder Judicial y a los fiscales". Todos apuntan a ustedes.

-A la Multisectorial la invito a que venga a ver todas las causas una por una. Y yo les explico por qué salió excarcelado cada uno. Porque en todo 2008 hubo 19 detenidos con prisión preventiva; con morigeración, 6; y con prisión preventiva denegada, 15. Y hubo 13 excarcelaciones concedidas; 18, denegadas; y 4 de las denegadas que fueron renegadas por la Cámara. Y en el año, uno en libertad por un hábeas corpus a la Cámara. Entonces si me dicen que estos 13 son los que están robando...

-Ahora, a usted llegan 34 detenidos. ¿Y los que no llegan?

-Ah no. De los que no llegan, yo no me puedo hacer responsable. Hubo 19 con prisión preventiva. Más las 15 denegadas, son 34 detenidos. Y la gran mayoría son los ladrones de gallinas. Los hechos graves no sabemos quién los cometió.

-Y ese dato, ¿qué radiografía nos ofrece de la realidad?

-Hay una falla en la prevención del delito y también en los primeros momentos de la investigación. Hay una desinversión en seguridad durante los últimos 40 ó 50 años. Y se pone plata, pero es para tapar los baches. Entonces si en algún momento no hacemos de nuevo el camino, vamos a seguir tapando baches toda la vida. Ponemos un millón, cuando en realidad había que poner 28. Y ponemos dos millones, cuando había que poner 60. Entonces llega un momento que la desinversión es tal que el ejemplo es el dueño del campo que nunca arregló el alambre, nunca cortó el pasto, nunca sembró una pastura y llega un momento en que se encuentra que tiene que poner todo y ese día no le queda otra que vender el campo o sacar un crédito. Acá no podemos sacar un crédito ni vender el campo. Porque la Provincia, que en definitiva es la responsable máxima de la policía, no la puede vender. Y tampoco la puede regalar. Pero en algún momento va a haber que reestructurar todo en serio. Las fiscalías podrán tener mil defectos, pero en tanto yo no le dé todo lo necesario para trabajar no la puedo criticar. Cada fiscalía tiene un instructor judicial. Si hay un hecho a las 4, otro a las 8 y otro a las 12, va el mismo instructor. Y seguimos en la delegación en la policía.

-¿Y eso a qué nos lleva?

-Es que tampoco la policía tiene una especialización. El mismo policía que cuida el banco es el que investiga en la calle, escribe detrás del escritorio y va a la cancha a que no se arme alboroto. Desde la Escuela de Policía hay que ir separando y especializando.

-Muchas veces hablé con fiscales, instructores que dicen que "por más curso penal que hicieron, hay policías que no entienden qué es una prueba". ¿Qué se hace con eso?

-Para eso estamos en el Poder Judicial. Lo que pasa es que cuando los corregimos, pasa lo que pasa ahora. Si me traen a alguien detenido, sin pruebas, ¿qué tengo que hacer?

-¿Se encuentra muchas veces con procedimientos mal hechos que terminan viciando el proceso?

-Si se advierte a tiempo, hay que declarar nulidades y liberar a los detenidos. A veces queda una sensación de impotencia, pero si las pruebas estuvieron mal recolectadas y hubo violación de garantías constitucionales, hay que declarar las nulidades. Y hay nulidades que se provocan de gusto.

-¿Un ejemplo?

-Si la policía tiene los elementos para probar que fulano cometió un hecho y tiene las cosas en la casa, por qué no pide la orden de allanamiento en lugar de meterse a patadas en la casa. Entonces si se meten en la casa a patadas y recuperan todas las cosas, se las voy a devolver al damnificado, pero al que robó lo tengo que dejar en la calle porque esas pruebas fueron obtenidas en violación de garantías constitucionales.

-En momentos tan críticos como el actual tal vez sería importante que explicara por qué es tan importante el respeto a las garantías constitucionales.

-Lamentablemente la gente se da cuenta de lo que significa violar garantías constitucionales cuando le toca. Cuando le toca caer en un hecho donde no tiene nada que ver, donde se lo imputa erróneamente. Sería importante entonces de que la defensa pueda aportar pruebas durante la instrucción. Y además, en todo esto los medios tienen una enorme responsabilidad porque son formadores de opinión y por eso les exijo la misma especialización. Que el que habla de policiales sepa de derecho procesal y no lo veo.

-Usted plantea que es necesario dotar de recursos al Poder Judicial y es real. Pero más allá de eso... ¿le pasa de agarrarse la cabeza y pensar cómo es posible que se haya instruido una causa de esta manera?

-Eso queda... (silencio) Es que lo mismo podrán decir sobre alguna resolución mía. El límite está en cuándo algo es opinable o no. Yo puedo resolver blanco y otro juez puede resolver negro. Y los dos hicimos bien. El problema es cuando la ley dice que es blanco y yo hago negro. Con la instrucción, es real que a veces vienen mal instruidas. A veces por el apuro. Pero yo no puedo decir este fiscal sirve y éste no, este policía sirve y éste no, cuando yo no le doy los medios para que investigara. Yo no le puedo dar a alguien una catrasca y mandarlo a correr en Fórmula 1. Porque no nos olvidemos que el policía anda con una pistola así de chiquita y el delincuente tiene una bazuca; el policía tiene un móvil cosido con alambre y el chorro un BMW.

-Ahora... ¿es ésa realmente la radiografía local?

-Yo lo estoy exagerando, pero es real que tienen más inteligencia que la policía. Que roben una casa en que no hay nadie, que sepan dónde hay plata y dónde no. Hicieron mejor inteligencia de la que hizo la policía para agarrarlos.

-Pero permítame conservar una duda. ¿Es posible que ocurran tantos hechos y de esa magnitud sin que algunos policías no miren para otro lado dejando zonas liberadas o directamente haya connivencia?

-Es una de las posibilidades, cómo no... Corrupción hay en todos lados. En todos los estamentos y a veces aprovechamiento de determinadas situaciones, como en este momento, para hacer política. A favor o en contra. Y se utilizan frases que son latiguillos. Como "el Poder Judicial no está a la altura de las circunstancias". ¿Cuáles son las circunstancias? Vayamos caso por caso. Revisemos las excarcelaciones y si están mal dadas, vayan y acúsenme.

-Si usted me dice que en 2008 hubo unos 34 detenidos en total y que la mayoría fueron robos menores, ¿de qué nos habla eso?

-Que las investigaciones no van para atrás ni para adelante.

-Y si uno en lugar de los ladrones de gallinas habla de casos locales resonantes como el de La Cruz, Navarro o Trinchero se queda entonces con la sensación de que nunca van a tener una resolución.

-No... nunca más. Pasado el tiempo, ya es imposible. Y ahí tenemos la falta de medios. No hay un grupo de investigadores como en las películas. No pido tanto, pero sí que tengan los medios y los conocimientos mínimos. Un equipo de trabajo donde todos sepan qué mirar, que levantar en la escena del crimen. Si llego con 40 y piso todo, ya después no sé si la huella es del chorro, del asesino o del policía que llegó primero. Si no se precinta la escena del crimen, tampoco. Pero igualmente no puedo tener precintado un lugar durante cuatro días porque no llegan los de Científica. Si un ADN tarda 6 meses, ¿qué voy a encontrar? Si por más que después el ADN determine que el violador fue fulano, fulano está en Río de Janeiro y nunca más lo voy a agarrar.

-Encima, volviendo al caso Navarro, tardar seis meses para hacer el ADN y después porque interviene el gobernador, tenerlo listo en una semana.

-Entonces quiere decir que se puede. Pero eso no es responsabilidad del fiscal. Eso es responsabilidad de los laboratorios periciales a los que mandaron la muestra y no lo hicieron. Ahora cuando el gobernador los pinchó, lo hicieron. Entonces ahí hay una muestra de que los organismos no responden al Poder Judicial. Responden a otro poder. Al fiscal no le dieron bolilla, por más gravedad que tuviera el caso. Y cuando el gobernador lo pidió, lo hicieron.

Comentá la nota