Cuando la Mesa de Enlace marca el ritmo

Después de una reunión con dirigentes ruralistas, los jefes de bloque de PRO, el peronismo disidente, la UCR, la Coalición Cívica y el socialismo en Diputados resolvieron avanzar con un proyecto de ley para anular las retenciones al trigo y al maíz y bajar las de la soja. Hoy se trata la Emergencia Agropecuaria.
La Mesa de Enlace sigue con su tarea de marcarle la cancha a la oposición para afianzar su proyecto político. En una reunión realizada ayer en el Congreso a puertas cerradas, los dirigentes de las entidades agropecuarias –Mario Llambías, Ulises Forte y Luciano Miguens, más otros de segundas líneas– acordaron con los jefes de bloque del PRO, el peronismo disidente, la UCR, Coalición Cívica y el socialismo rechazar "en su totalidad" la prórroga a las facultades delegadas, donde está incluido el código aduanero y las retenciones. Además, empezaron a cerrar un proyecto de ley que elimina los derechos de exportación para el trigo y el maíz y en el caso de la soja todavía tienen que definir si buscarán rebajarlo a 25 o 30 por ciento, desde el 35 actual. El proyecto es prácticamente un calco de los reclamos de las cuatro cámaras patronales del campo. La oposición intentará imponer esta iniciativa cuando el oficialismo trate en el recinto su proyecto para prorrogar las facultades delegadas, que podría ser la semana que viene.

El bloque K tiene dificultades para conseguir el quórum en esta iniciativa. Incluso, hay resistencia de varios legisladores K a los que se les vence el mandato en diciembre. De ahí que el encuentro de ayer a la noche entre Aníbal Fernández, jefe de Gabinete, y los diputados del bloque oficial haya sido pensado como una "política de seducción" (ver en esta página). Por otro lado, hoy se buscará en Diputados la medida sanción a un nuevo proyecto de Emergencia Agropecuaria.

Los dirigentes de la Mesa de Enlace, con Hugo Biolcati a la cabeza, dejaron en claro el fin de semana que su intencionalidad es avanzar todo lo que puedan sobre el Poder Legislativo. Su estrategia de presión está consiguiendo algunos resultado. Hasta la semana pasada, el radicalismo estaba dispuesto a negociar con el FpV un proyecto sobre la prórroga de las facultades delegadas, donde se incluyera un tope para fijar alícuotas del 33 por ciento. Pero ahora el radicalismo se sumó al rechazo total que pide la Mesa de Enlace y el macrismo.

De la reunión privada entre la oposición y la Mesa de Enlace participaron ayer Francisco De Narváez (Unión Peronista), Federico Pinedo (PRO), Cristian Gribaudo (PRO), Jorge Sarghini (Unión Peronista), Oscar Aguad (UCR), Adrián Pérez (Coalición Cívica) y Lisandro Viale (PS). Por el lado de las entidades agropecuarias estuvieron sentados en la mesa Mario Llambías (CRA), Ulises Forte (FAA y diputado electo) y Luciano Miguens (por el PRO y la Sociedad Rural), entre otros. También estuvo dando vueltas por el Congreso Carlos Garetto, de Coninagro.

"Acordamos que no vamos a prorrogar las facultades delegadas, en esto hay un rechazo unánime. Y en el tema retenciones, lo único que falta definir es si le ponemos a la soja una alícuota del 25 o 30 por ciento. Seguramente mañana (por hoy) armemos una reunión con todos los presidentes de bloque para ir cerrando este tema", confirmó a Página/12 el radical Oscar Aguad.

Así como el oficialismo quiere apurar el dictamen de mayoría para tratar la delegación de facultades la próxima semana sin tener cerrado ningún acuerdo con sus aliados (aunque lo estén buscando), la oposición quiere apurar su estrategia, en consonancia política con la Mesa de Enlace. "El Banco Ciudad hizo un informe donde dice que si se bajan las retenciones de la soja a un 25 por ciento, el impacto fiscal para el Estado sería de 1000 millones de dólares. Nosotros decimos que eso se recupera con la mayor producción que habrá por la baja en las alícuotas", sentenció a este diario el macrista Cristian Gribaudo, sin precisar cuánto debería crecer la producción en ese caso.

El peronista disidente Jorge Sarghini confirmó a este diario que su bloque no tiene intenciones de prorrogar las facultades delegadas, aunque aclaró que se debería buscar un consenso con el bloque K. "Tendríamos que sentarnos todos los jefes de bloque a hablar del tema, aunque reconozco que al oficialismo no le queda mucho margen para negociar", indicó el legislador.

Frente a este contexto de beligerancia parlamentaria, la Cámara de Diputados volverá a sesionar hoy luego de las elecciones legislativas. El tema central será un proyecto que crea un nuevo sistema de Emergencia Agropecuaria, donde todavía no está el monto definido. El Frente para la Victoria ofrecerá incluir dentro de la iniciativa 500 millones de pesos para lo que queda del año, con la posibilidad de agregar otros 500 millones en caso de ser necesarios. De confirmarse esta cifra –que será negociada en la sesión–, el bloque del SI que lidera Eduardo Macaluse acompañaría la iniciativa. El resto de la oposición reclama 1000 millones de pesos para este año.

Comentá la nota