Cuando estaba por tratarse en el recinto, el intendente retiró los pliegos del transporte

Desde la semana pasada y en reiteradas declaraciones ante los medios, el Ejecutivo Municipal solicitó al Concejo el rápido tratamiento del proyecto con los pliegos para la licitación del transporte público de pasajeros en la ciudad.
Ante la insistencia, y con el fin de habilitar una importante herramienta de gobierno, el cuerpo legislativo había juntado las firmas necesarias para establecer su debate y su posterior sanción en la sesión de anoche.

Sin embargo, eso no sucedió ya que, desde el propio Municipio y a último momento, se pidió la remisión del expediente para "su adecuación en términos y parámetros". La oposición volvió a criticar la falta de información oficial disponible y reprochó duramente las calificaciones del Ejecutivo para con el cuerpo deliberante.

El año pasado, el Gobierno Municipal giró al Concejo el Mensaje que contiene los pliegos destinados al llamado a licitación para el transporte público de pasajeros en la ciudad.

Dicho proyecto, generó numerosas discusiones acerca los nuevos parámetros que establecía, sobre todo en materia de recorridos de las líneas de colectivos, ya que según advirtieron varias vecinales y organizaciones barriales, varias zonas de Santa Fe quedaban sin cobertura.

Por su parte, los ediles avisaron que el Ejecutivo brindó poca información en lo que respecta a los estudios realizados por la Universidad Tecnológica Nacional, desde donde surge, entre otras cosas, el precio del boleto, y su respectivo corte en cada ramal.

En ese sentido, en diciembre pasado, el cuerpo legislativo local impulsó una audiencia pública, en la que diferentes organizaciones políticas y sociales, e incluso vecinos particulares, se manifestaron y dieron a conocer las diferentes visiones existentes sobre el proyecto oficial. (Ver aparte)

Mientras todo se encaminaba a que el cuerpo deliberativo aborde la discusión, la grave crisis económica, que afecta tanto en la región como al mundo, obligó a extender los plazos e incluso, a pensar en suspender momentáneamente el proceso que llevaría a regularizar el servicio.

Sin embargo, y mientras se llevan a cabo las distintas campañas electorales de cara a los comicios, el Ejecutivo presionó, mediante reiteradas declaraciones periodísticas, al Legislativo para que apure el tratamiento de los pliegos.

Tanto el intendente Mario Barletta, como su secretario de Gobierno y precandidato a concejal, José Corral insistieron ante los medios en que los ediles sancionen el Mensaje, para lograr un pronto llamado a licitación.

Esas declaraciones, no cayeron bien entre los integrantes del cuerpo ya que, según manifestaron "siempre es la intención brindar las herramientas de gobierno".

En ese sentido, el proyecto contaba anoche, con las firmas necesarias para que sea debatido en el recinto, y todos los concejales así lo habías dispuesto.

Pese a dicha predisposición por parte de los legisladores y la insistencia de los funcionarios, el debate no pudo desarrollarse debido a que, desde el propio Ejecutivo, se pidió el retiro del expediente.

A último momento, el intendente Barletta y su secretario de Transporte, Sergio Ludueña giraron una nota en la que se solicita la remisión del Mensaje Nº 65/08 para realizar una "adecuación" de algunos términos y parámetros referidos al esquema de líneas.

Esa medida originó una ola de críticas y reprobaciones desde las diferentes bancadas, incluso oficialistas.

Al hacer uso de la palabra durante la sesión, el presidente del Concejo, Jorge Henn priorizó establecer una fuerte defensa al trabajo legislativo y a las instituciones democráticas.

De todos modos, el también precandidato a concejal, no dejó de desaprobar el retiro de los pliegos por parte del Municipio.

"Todos sabemos la sensibilidad de este servicio público y conocemos acerca de cuáles han sido las condiciones generadas para llegar a esta situación", advirtió y a su vez, aseguró que "a este Concejo siempre le importó el tema del transporte".

En referencia al retiro del expediente, Henn indicó que "no podemos ir en contra de nuestros propios pasos".

Por su parte, el concejal Héctor Acuña fue más duro y calificó las expresiones vertidas por funcionarios municipales de "solicitudes chicaneras", "desatinadas" e "imprudentes" y acusó al Ejecutivo de "tirarle la responsabilidad a un cuerpo que le sobró responsabilidad".

En tal sentido, el integrante del bloque Santa Fe es el Centro recordó que ya se había advertido sobre las falencias del proyecto. "Aunque no lo diga, Barletta retira el Mensaje porque es inaplicable, porque tenía errores e iba a llevar el proceso licitatorio al fracaso", disparó desde su banca.

Asimismo, el edil reconoció que esperaba desde el Gobierno Municipal "una fundamentación y un reconocimiento" acerca de los errores del proyecto y aseguró que Barletta solicitó la remisión del expediente para "evitar el papelón de tener que vetar un Mensaje que él envió".

Por su parte, la concejala justicialista, María Lastra atribuyó al Ejecutivo la intención de "hacer responsable a los ediles, sabiendo que el proyecto no servía" y preguntó si por eso mismo "no se envió la información técnica".

Comentá la nota