Cuando hay crisis se tira menos basura

De acuerdo a la cantidad de residuos que se recolectan en la ciudad de Neuquén se observan las variaciones en momentos de recesión en la economía.

Una reducción notable se vio en la crisis de 2001 y en la que se registró a fines del año pasado.

Neuquén > No sólo la crisis económica la sienten los comerciantes por la baja de las ventas en sus negocios, sino que también los neuquinos reflejan la merma del consumo cuando tiran la basura.

Entre el año 1999 y 2009, y analizando la cantidad de basura pesada en el centro de deposición final, en la crisis de 2001 y en la última crisis económica mundial bajó la producción de basura.

Rubén Botticelli, director general de Limpieza Urbana del Municipio, detalló que los números reflejan esto en los últimos diez años y dijo que desde el año 1999, fecha en que comenzó a realizarse la tarea de pesaje completo la cantidad de basura que se recolecta fue creciendo con depresiones en los años 2002 y 2003 y en el 2008 y 2009.

Detalló que en 1998 se recolectaron 56 mil toneladas, en el 2000 fueron 58 mil toneladas, en el 2001 fueron 70 mil toneladas –este año se incrementó porque cambió la forma de recolección en el acceso al basural-, pero decreció en los dos años siguientes al cimbronazo económico de diciembre de 2001, en el 2002 se registraron 54 mil y en el 2003, 53 mil toneladas respectivamente.

Empezó a subir nuevamente en 2004 con 66 mil toneladas, en 2005, un poco más de 75 mil toneladas, en 2007 un total de 90 mil y empezó a bajar otra vez en 2008 llegando a 82 mil toneladas y este año se mantiene la misma línea que 2008 porque a esta fecha –al mes de septiembre- se registran 59 mil toneladas recolectadas como el año pasado.

"Subió la población, pero en crisis baja el consumo y se nota en la basura", comentó Boticcelli quien agregó que el promedio diario es de 230 toneladas de basura entre el martes y el sábado y día lunes, como el domingo no se recolecta, el promedio es de 460 toneladas.

La basura neuquina

En una sencilla explicación, Boticcelli hizo el recorrido que tiene la basura todos los días, "la ciudad está dividida en 21 sectores de recolección y se trabaja en dos turnos. Hay 18 camiones y la demanda máxima es el lunes por lo que salen todos los camiones, sino 9 en un turno y otros nueve en otro turno".

"Lo que se hace es: se prepara una fosa y se tapa todos los días la basura para que en caso de haber líquidos contaminantes no vayan a la napa", comentó el director municipal quien detalló que la basura se reduce en cinco veces la densidad de lo que tira el vecino en el cesto hasta que se deposita en el basural.

"El vecino entrega con una densidad de 200 kilos por metro cúbico, el camión lo compacta en 500 kilos por metro cúbico y en el relleno se compacta entre 0.9 a una tonelada por metro cúbico", explicó Boticcelli.

Consultado sobre qué tiran los neuquinos, el director comunal dijo que, "es bastante heterogénea por que la ciudad es heterogénea, hay sectores que han mejorado mucho porque cambian cuando llega el asfalto, ahí aumenta la cantidad de barrido".

En cuanto a los meses que más se recolecta y los que menos se junta mencionó que "dentro del año los meses más complicados son los de poda entre junio, agosto y septiembre es la época de más generación de residuos. La más baja es en el mes de enero porque hay menos gente".

Los escombros

Ruben Boticcelli contó que para los escombros y restos verdes hay un tratamiento especial, ya que estos se depositan en una vieja cantera ubicada en La Meseta.

Allí las empresas de servicios llegan con los contenedores con escombros, "esto es de mayor volumen por lo que son los escombros, pero esto también baja con la crisis, estábamos en 100 contenedores diarios y pasamos a 40 diarios".

Dos toneladas de mascotas

Neuquén > Respecto a los residuos patológicos dijo que se recolectan 55 toneladas mensuales que se retiran de los hospitales y de las veterinarias, de este total dos toneladas mensuales son de mascotas. "Las retira el Municipio de veterinarias que nos llaman y el costo lo paga el Municipio, o se recolectan de la calle", dijo.

"Son residuos químicos, tóxicos e infecciosos dentro de estos están los hospitalarios, que tienen otra disposición que no es a cielo abierto sino el autoclave que tiene un proceso para evitar que se eliminen toxinas al ambiente. En el caso de los infecciosos se incineran, mientras que en el autoclave se hace una depresión por vacío, aumenta la temperatura a 130 grados y con esa depresión cambia, no es infeccioso y eso luego es tirado al relleno sanitario", explicó Boticcelli.

El próximo paso es reciclar

Hay iniciativas para reutilizar el plástico, el papel y el material ferroso, pero la ecuación económica aún no es rentable

Neuquén > "La selección de basura por el momento no se puede hacer. Igualmente no dejaríamos de tener el relleno sanitario y que el Municipio recicle implicaría una gran inversión para que esto funcione como corresponde porque por tonelada hay que poner un gran dinero, por ahora estamos bien pero el próximo paso es reciclar", dijo el director general de Limpieza Urbana del Municipio, Rubén Botticelli.

Mencionó que el Municipio se ha sumado a campañas de reciclado en determinados casos como el papel, material ferroso o plástico, pero que trabajar en un reciclado general sería muy costoso.

Recordó que actualmente en la calle Necochea y El Trébol hay un hombre que recicla material ferroso, y además está la campaña actualmente de reciclado de plástico con las campanas naranjas colocadas en algunos puntos de la ciudad, donde la gente tiene un alto grado de participación.

Comentá la nota