¿Cuándo la Comuna está acéfala?.

Tal como era previsible, el proyecto del legislador calafateño promovió la polémica entre sus pares.
El diputado provincial Néstor Méndez, quien fuera por tres períodos consecutivos intendente de El Calafate, en su participación el viernes último en “El Disparador”, programa radial de la mañana de Estación del Carmen, manifestó que con su proyecto de modificar la “55”, sólo propuso

“darle un toque de actualización” indicando que “está muy claro cuándo se produce la acefalía de un gobierno comunal, como es el caso del fallecimiento del intendente” recordando que “así sucedió cuando ante el fallecimiento de Salvador Laguer, yo tuve que asumir la jefatura comunal de la villa turística”.

Seguidamente, el legislador expresó que “con esto lo que quiero decir es que, cualquier Intendente puede estar ausente de su ciudad e igual cumplir cabalmente con sus responsabilidades de gobierno”.

Consultado sobre si había propuesto que fuera el Secretario de Gobierno el encargado de reemplazar al jefe comunal, Méndez lo negó rotundamente, “yo nunca dije que el reemplazo de un intendente sea un secretario”, aunque aclaró que “así sucede en Neuquén, como lo establece su Carta Orgánica, en el caso de superar los cinco días recién lo hará el presidente del Concejo Deliberante”.

En ex intendente calafateño puntualizó que “los concejales nunca pierden autoridad” y en cuanto a las obligaciones del jefe comunal que estarían “desatendidas” al no ser reemplazado en ausencias cortas, destacó que “el Intendente a lo único que está obligado es a firmar los decretos y los proyectos de ordenanza, el resto es todo delegable”.

Posteriormente afirmó que “no estoy muy de acuerdo con el informe de la Comisión, porque para mí la jurisdicción del Intendente es en el ejido y no la Provincia” ya que “cuando el Intendente de Río Turbio va hasta 28 de Noviembre o visita Puerto Natales que está a 27 Km, el Presidente del Concejo debería reemplazarlo, o cuando Roquel va al aeropuerto de Río Gallegos, ya que estaría fuera del ejido urbano, lo que sin lugar a dudas es un despropósito”.

En referencia a los criterios dispares que se apreciaron en el mismo bloque justicialista, Méndez consideró que “quizás algunos pares de bancada que anteriormente han sido concejales han tenido un conflicto personal al respecto, en lo personal creo que los concejales fueron votados por la gente para legislar y no para ser intendentes”, consignando a renglón que “ésas son las cosas que tenemos que empezar a profundizar para cambiar el mecanismo de las relaciones institucionales”.

Comentá la nota