Cuando calienta el sol

“Hay que derrotar al populismo”

El diputado cordobés Oscar Aguad es una de las dos espadas más importanes de la UCR en el Congreso. Encabeza la bancada radical en la Cámara baja, donde el partido retomó buena parte de su protagonismo, perdido tras la debacle de la Alianza.

De buen trato con la mayoría de sus pares de la oposición, Aguad propone armar un gran frente electoral para “derrotar al populismo” representado por el matrimonio Kirchner. Llamó a unirse para enfrentar al subdesarrollo y pidió dejar atrás los “proyectos personales”. “Lo único que habría que ver son los prontuarios”, consideró el diputado, de vacaciones en Cariló, una de las ciudades preferidas por la dirigencia política.

–¿Cómo se imagina al 2009 políticamente?

–Es un año bisagra para la sociedad argentina. Estoy viendo que el 2009 es muy importante para la historia del país por lo que ha pasado en los últimos años, y fundamentalmente el año pasado durante el conflicto del campo. La toma de conciencia de la sociedad si se llega a ratificar en las urnas es fundamental para el futuro, para que la Argentina pueda estructurar gobiernos más equilibrados, sin tanta prepotencia por parte del Poder Ejecutivo. La búsqueda de equilibrio va a mejorar la situación política, económica y social del país.

–Desde la oposición pronostican una derrota del kirchnerismo, ¿usted también?

–Puede haber una vuelta de página. Se puede dar un cambio significativo y el oficialismo puede perder las legislativas pero para eso la dirigencia tiene que dejar de pensar en sí misma y tener la cabeza abierta para observar lo que puede ser el futuro de los próximos 30 o 40 años. Hay que pensar en un proyecto de país y no en proyectos personales. Si la Argentina sigue con esta fórmula de la vieja política de hacer acuerdos que tienen que ver con personas y no con programas, la frustración va a seguir unos años más.

–¿Cree que el radicalismo va a unificarse en este año?

–Sí, si el radicalismo es capaz de decir: el adversario de la Argentina es el subdesarrollo y el futuro es el desarrollo. Ahora si empezamos a decir que el problema pasa por Carrió, por Cobos, por Macri estamos en la misma de siempre. Para derrotar al subdesarrollo, lo primero que hay que hacer es derrotar al populismo. Hoy el populismo lo representa Kirchner.

El subdesarrollo no se derrota en una elección pero en algún momento hay que iniciar el camino.

–¿Entonces usted plantea un acuerdo amplio con todos los sectores de la oposición?

–Para mí hay que obviar las cuestiones personales. Por un lado están los que quieren continuar con la Argentina del subdesarrollo y por el otro estamos los que queremos apuntar a una Argentina diferente. Esa es la clave. La Argentina tiene que ser un país industrial, un país desarrollado, un país que genere puestos de trabajo, que genere riqueza. Y para que ese país florezca hacen falta acuerdos y no sólo de la dirigencia política sino también de la dirigencia empresarial y social.

–Pero también hay sectores de la oposición que no tienen el mismo proyecto de país...

–Es que no hay más que dos proyectos. El proyecto actual con Kirchner y los que queremos un cambio. Lo único que habría que ver son los prontuarios. Si nosotros seguimos con la vieja política de “no me siento con fulano”, esa es la Argentina del fracaso. Yo he hablado mucho con Federico Pinedo, con Adrián Pérez, con Lilita Carrió, he hablado con Macri incluso, también con Felipe Solá. Bueno, hay que juntar toda esa dirigencia, hay que potencializar a los dirigentes sindicales y gremiales que están en la misma sintonía, los dirigentes industriales, del comercio, de la banca. Todos los argentinos que quieran dar este paso trascendente tienen que estar de un lado. Este camino es irreversible.

–¿Qué piensa de la aparición de Carlos Reutemann como posible candidato a presidente?

–Que Reutemann jure ante una Biblia que no va a utilizar la pobreza como capital político y que va a tratar de desarrollar el país.

Comentá la nota