Cuando calienta el sol

Cuando calienta el sol
“La idea de la Concertación está vigente”

Acostumbrado a las altas temperaturas de Santiago del Estero, el gobernador radical Gerardo Zamora diferencia el calor húmedo de Buenos Aires del clima de su provincia.

Pese a eso, viste de riguroso traje y corbata, haciendo juego con sus iniciales. De viaje por la Capital Federal para reunirse con funcionarios nacionales, se quedará en la ciudad porque está a punto de ser papá por tercera vez. En diálogo con Página/12, cuenta que desde que es gobernador sus vacaciones no pasan de los 5 o 6 días porque si no su cargo no le permite disfrutarlas. Fue reelecto hace menos de dos meses y con un porcentaje de votos que varios colegas envidiarían. Uno de los cinco gobernadores que integraron la Concertación Plural y uno de los dos que se mantienen fieles al proyecto K, Zamora asegura que la Concertación sigue vigente, aunque admite una “pérdida cuantitativa” con la salida de Julio Cobos.

–¿Cuál es la situación en este momento en Santiago del Estero con el problema de la sequía?

–Es una situación muy complicada. Nosotros en la provincia ya teníamos antes de fin de año ocho departamentos en estado de emergencia y ahora se agregaron once más. Aunque en Santiago es habitual y estamos preparados para períodos de sequía, no para la falta de forraje que es lo que está sucediendo ahora. Por esto se está muriendo mucho ganado. Hemos implementado una lista de productores en emergencia y estuve reunido con la ministra de la Producción, Débora Giorgi, para agilizar la homologación de los decretos de emergencia, que es fundamental.

–¿Qué opina de los reclamos que están haciendo las entidades agropecuarias por la sequía?

–Es cierto es que es lógico protestar por una cosa así. Pero el Gobierno no tiene la culpa de la sequía. Está trabajando en esto y yo he tenido varias reuniones con funcionarios nacionales para ver cómo se puede ayudar en esta situación. Destaco que nosotros durante el conflicto del campo nunca dejamos de conversar con los sectores productivos, más allá de que teníamos posiciones diferentes.

–Después de ese conflicto con las entidades rurales ha habido una ruptura en la Concertación Plural y se dijo que se había terminado. ¿Es así?

–Es cierto que a partir del voto no positivo de Cobos se ha dado una pérdida cuantitativa en la Concertación, pero la idea está vigente. Yo estoy convencido de que hay que acompañar a este Gobierno. Además hay que entender que si le va bien, nos va bien a todos. Es necesario volver a generar el clima de optimismo –obviamente no de manera irresponsable– que había en la sociedad.

–¿Se sostiene tres años más un vicepresidente que a su vez es un líder de la oposición?

–Eso habría que preguntárselo a él. Pero hay que reconocer que la posición de Cobos, si es que es un líder de la oposición, puede ser inconveniente. Si decide ser candidato, se generaría algún problema. De todas formas no tengo nada personal contra él, tengo una buena relación y no creo que tenga que renunciar. Debe cumplir con su mandato.

–¿Cómo ve la situación del radicalismo, que ahora está abriendo sus puertas a los dirigentes expulsados?

–Me parece bien que se democratice el partido, aunque yo no comparto la postura de la conducción orgánica nacional. A veces tiene actitudes diferentes frente a distritos con la misma posición. Nosotros en Santiago tuvimos que superar con la participación de la Justicia las dos intervenciones que intentó realizar el Comité Nacional. Además, yo supuestamente estoy sancionado pero nunca me llegó una notificación de eso.

–Usted es un gobernador cercano a la presidenta Cristina Fernández y al ex presidente Néstor Kirchner. ¿Coincide con quienes dicen que existe un doble comando o que el que gobierna es Kirchner?

–Kirchner es un hombre con una gran capacidad de gestión pero yo no lo percibo así. La que maneja la agenda pública es la Presidenta.

Comentá la nota