Cuando Alzogaray compró el yacimiento de hierro de Sierra Grande

(APP) Una historia poco conocida escrita por Don Arturo Jauretche. Una curiosa pero significativa historia: Alvaro Alzogaray –sí, el de 'hay que pasar el invierno' con Frondizi y papá de María Julia, que con las mismas ideas que su padre ayudó a rematar el país durante el Menemismo- se aprovecha de las penurias económicas de Manuel Novillo y le compra a precio vil el yacimiento de hierro descubierto en Río Negro. Luego Perón frustra el desarrollo "privado" del proyecto para que fuera explotado por el Estado.
"Recordamos aquí al minero Novillo, un humilde paisano de San Luis que ha recorrido, en su afán de cateador, media república y es quien descubre Sierra Grande. Novillo no sólo debe catear el suelo sino que debe afrontar la miseria con su precioso descubrimiento, hasta que, desesperado, cae en las manos de Alsogaray -sí, este mismo Alzogaray- que se le cruza en el camino constantemente hasta que consigue arrebatarle sus derechos por unas monedas. Novillo está prácticamente despojado de su descubrimiento y, al mismo tiempo, el yacimiento pasa a la esfera privada de manera que no será el país, sino el interés privado, como ahora, el que determinará la política del hierro a seguirse. Este episodio es desconocido, pero encontraremos en Sierra Grande la raíz de lo pasa ahora, de los desacuerdos de intereses privados que mueven a Alsogaray en sus críticas al actual convenio de Sierra Grande -que nada tiene que ver con las nuestras- y el mayor abundamiento, al antiperonismo del señor Alsogaray, que hasta ese entonces, había sido un peronista de los más favorecidos y no sólo con la presidencia de FAMA. (Una digresión: el señor Alsogaray será partidario de la libre empresa y adversario de la intervención del Estado en la economía, pero lo será como soldado, pues como comerciante, le vendió al Estado su empresa aérea Z.O.N.D.A y no vengan con que lo obligaron, porque hizo un buen negocio y estaba tan contento que aceptó ser presidente de FAMA, la empresa de servicios públicos área del Estado y con Perón. Yo, personalmente, no lo conozco sino de haberlo tropezado todas las mañanas en el Banco Central, durante años, entrando y saliendo del despacho de don Miguel Miranda, quién le acordó al grupo que él presidía el negocio de la Alcoholera de San Nicolás, que después no llevaron adelante, por razones que ignoro... Y les pregunto a las Fuerzas Armadas, si creen que Perón lo nombró presidente de F.A.M.A y Miranda le dio la Alcoholera por ‘contrera’?.

Siguiendo el relato, el señor Alsogaray es ya el propietario de los yacimientos por el convenio privado con Novillo y en el trámite de los primeros créditos, le toca intervenir a un alto funcionario del Banco Industrial que, animado de pasión patriótica, ve por un lado el despojo de sus años de trabajo hecho al minero y por otro la pérdida para el Estado de su derecho a orientar la futura minería del hierro. Cuando Novillo y Alsogaray comparecen ante el funcionario con el documento en que Alsogaray se apropia del yacimiento, el funcionario lo hace pedazos y pone en marcha el mecanismo para que Fabricaciones Militares adquiera el yacimiento. Y aquí hay una anécdota histórica. El capitán ingeniero, que tiene fácil acceso a la Presidencia de la República, denuncia al funcionario bancario ante el general Perón y éste lo hace concurrir para que explique, con Alsogaray presente, su extraña conducta. El comparendo se produce allí y allí el funcionario explica, por un lado, la injusticia del vil precio que se había pagado a Novillo y por otro, el significado que tiene el yacimiento, por lo cual no debe quedar en manos privadas y debe pasar a Fabricaciones Militares. De entonces data el antiperonismo de Alsogaray, porque el Gral. Perón justifica la actitud del funcionario bancario, ordena acelerar la compra del yacimiento por Fabricaciones Militares y termina la entrevista diciéndole a Alsogaray: "Haga de cuenta, capitán, que he sido yo quien ha roto el contrato".

No sé si el general Perón la aconsejó buscar otra cosita. Pero sí que el antiperonismo del ingeniero Alsogaray tiene esa fecha de bautismo: antimilitar, antinacional y ferozmente libreempresista". (APP)

Comentá la nota