No cruzarán el Charco.

La semi con Nacional se jugará sin hinchas visitantes: el club uruguayo ofreció sólo 3.500 y la dirigencia Pincha se enojó. Mañana, el Unico será todo del local.
Como nunca antes, las entradas para la semifinal generaron un conflicto internacional. Hubo fuego cruzado entre las máximas autoridades de los clubes y, como consecuencia, ambos partidos entre Estudiantes y Nacional se jugarán sin hinchada visitante. Y punto.

Desde antes de la revancha por los Cuartos se presagiaba un conflicto: se sabía que el Bolso no sería tan generoso como Defensor en la entrega de tickets. Se hablaba de que le daría a Estudiantes 6.000, la mitad de lo recibido del campeón uruguayo. Pero tras la clasificación sólo ofrecieron 3.000 entradas. Así, Estudiantes inició intensas gestiones para conseguir más, por la gran demanda y, por lo traumático que significaría vender tan pocas, algo a lo que incluso el Coprosede se negaba a autorizar.

El primer ofrecimiento de Estudiantes fue claro: "Serán 10.000 para cada uno o sin público". Vía telefónica, los presidentes Rubén Filipas y Ricardo Alarcón llegaron a un acuerdo que sorprendió: Nacional le entregaba 8.000 (además de 1.000 de protocolo), para vender a 30 dólares (y asegurarse así una recaudación de u$s 250.000) con posibilidad de aumentar el número si se agotaban rápidamente, pero Nacional sólo pidió 3.000 para ir al Unico. ¿La razón? Entendían que no habría gran demanda para ir a La Plata.

Ese acuerdo quedó formalizado cuando el Gerente Comercial de Nacional Aldo Villar retiró el lunes las entradas y firmó lo pactado con el Secretario General del Pincha, Bernardo Barrué. Pero por la noche, una gran cantidad hinchas uruguayos se movilizaron para protestar por el desigual acuerdo y porque, de esa manera, el local perdería una cabecera completa del Centenario. Así, horas más tarde, los dirigentes cambiaron lo pautado y le comunicaron a la dirigencia rival que el acuerdo ya no era válido. "Recibimos fuertes presiones de nuestros hinchas. Hay realidades que hay que tener en cuenta. Decidimos darles 3.500 lugares en la tribuna América", reconoció el titular de Nacional.

Finalmente, ante ese nuevo ofrecimiento, el gobierno pincha realizó una conferencia de prensa para anunciar y explicar la decisión final: jugar sin público visitante mañana en el Unico y el miércoles en el Centenario. Filipas fue contundente: "La responsabilidad de que no haya visitantes es de los dirigentes de Nacional. Es difícil tratar con gente que no cumple. El tema debería estar reglamentado para partidos de esta trascendencia. La cantidad ofrecida es inaceptable para Estudiantes, que se merece mucho más y, como tiene dignidad para enfrentar esta situación, la gente tendrá que estar firme delante del televisor".

Comentá la nota