La Cruz Roja en Lomas se sumó a la asistencia para Tartagal.

La Cruz Roja en Lomas se sumó a la asistencia para Tartagal.
LOMAS: Tras el alud de lodo que hizo desbordar el río Tartagal y las graves consecuencias que eso acarreó, la Cruz Roja local se sumó al pedido de colaboración para la ciudad salteña. Según indicaron desde la agrupación, existen tres formas de ayudar a los evacuados de la zona; donar dinero a una cuenta del organismo nacional, enviar mensajes de texto con un costo de 1.25 pesos que se destinará a la asistencia del lugar o enviar botellas de agua potable, pañales y ropa a la Casa de Salta, situada en la avenida Roque Sáenz Peña 933, Ciudad de Buenos Aires.
La situación de Tartagal, luego del alud de lodo que hizo desbordar el río, continúa siendo crítica y necesita de la colaboración de todos. En ese sentido, la delegación de la Cruz Roja que se encuentra en Lomas de Zamora se sumó al pedido de donaciones que serán destinadas a la ciudad salteña.

Según señalaron desde el organismo sin fines de lucro, existen varias formas para ayudar a los evacuados de la zona.

Una de ellas es a través de las donaciones de dinero a la cuenta que posee el organismo nacional en el Banco Santander Río. El número de cuenta es 11468/0 y, para hacer transferencias directas, el CBU es 0720169720001146804.

Además, la compañía de telefonía celular Movistar dispuso un número para enviar mensajes de texto, con un costo de 1.25 pesos que se destinará íntegramente a la asistencia del lugar. El SMS debe ser enviado al 2789, con la palabra AYUDA.

Por otro lado, aquellos que deseen realizar donaciones personalmente tienen que enviarlas a la Casa de Salta, situada en la Avenida Roque Sáenz Peña 933, Capital Federal.

Según indicó Olga Gómez, integrante de la Cruz Roja de Lomas, los elementos más necesarios son “pañales, botellas de agua mineral y abrigo”.

En ese sentido, instó a “colaborar con los hermanos salteños”.

“Ayudar a la ciudad de Tartagal es muy necesario para toda la gente de la zona y tenemos que colaborar con los hermanos salteños, porque la situación por la que atraviesan es realmente muy complicada. Existen varias formas para sumarnos a la lucha y cada uno puede aprovechar la que le resulte más práctica”, señaló Gómez, en diálogo con Info Región. Y agregó: “Ésta delegación adoptó el lineamiento de la cede central, que busca la colaboración de todos los ciudadanos para poder brindar una respuesta concreta frente la catástrofe”.

En tanto, manifestó la necesidad de que la gente clasifique los artículos antes de enviarlos.

“Muchas personas donan ropa que no se encuentra en buen estado y es indispensable que clasifiquen los artículos antes de enviarlos. Eso agiliza mucho el trabajo y la ayuda puede enviarse más rápido”, destacó Gómez, en diálogo con este medio.

Parte de Tartagal continúa anegada y parcialmente aislada tras ser arrasada por un alud de lodo que hizo desbordar el río local, volteó tendidos eléctricos y telefónicos y destruyó un puente ferroviario, viviendas y vehículos. Además, causó dos muertes, una decena de desaparecidos y unos 1.500 evacuados.

Las intensas lluvias del sur de Bolivia y en esa región argentina causaron el fenómeno y tornaron intransitables los caminos vecinales que vinculan Tartagal con otras localidades.

Ante esta situación, la Nación dispuso el envío de ayuda y el Ejército comenzó a realizar "pequeñas voladuras con explosivos", para permitir el drenaje del agua acumulada en los sectores más críticos.

El Regimiento de Infantería de Monte 28 "Teniente Coronel Juana Azurduy" realiza también tareas de ayuda humanitaria en la evacuación, racionamiento y alojamiento de personas afectadas por el desborde y el alud del río.

La ayuda enviada por el Gobierno nacional consiste en un cargamento con 85.000 unidades de insumos para atender a los damnificados.

Comentá la nota