Cruje la Concertación: la derecha, al borde de la mayoría en el Congreso

Cruje la Concertación: la derecha, al borde de la mayoría en el Congreso
Diputados del oficialismo pactaron en la Cámara con la coalición de Piñera.
Fue un día ardiente. En el aire, en el Congreso y los mercados financieros. El termómetro subió cuando Fernando Barros, abogado y socio de Sebastián Piñera anunció que las millonarias ganancias que el presidente electo obtendrá con la venta de sus activos en LAN, no irán a un fideicomiso ciego (Ver "Por el alza..."). El impacto en la Bolsa y mercado financiero fue inmediato.

Dos horas después, los cinco diputados del Partido Radical, socio desde su fundación de la Concertación, provocaron un terremoto en el oficialismo al firmar un acuerdo con sus pares de derecha (UDI y Renovación Nacional) para formar la nueva directiva de la Cámara de Diputados durante los cuatro años del gobierno de Piñera.

Al acuerdo se sumaron cuatro diputados del PRI, formado por Adolfo Zaldívar tras renunciar a la Democracia Cristiana después de haber presidido ese partido en el inicio del gobierno de Bachelet. Zaldívar siempre ha sido partidario de una Concertación que tenga como eje el centro político.

A cuatro días de la derrota histórica de la Concertación, los radicales abrían el primer forado de quiebre en el oficialismo en su difícil tránsito desde La Moneda a la oposición. El acuerdo se convirtió en la primera señal de que Piñera puede obtener mayoría para sus proyectos más polémicos, entre ellos la privatización de una parte de Codelco (la empresa nacional del cobre) y otros temas estratégicos.

La indignación explotó en las bancadas oficialistas. A los gritos de "vendidos" y "traidores" exigieron que de inmediato abandonaran La Moneda los ministros radicales. Sin pausa y en medio de gran batahola, los líderes radicales que rechazaron el acuerdo convocaron a una reunión de su dirección.

En la trastienda, el blanco de los reproches era el presidente de la Democracia Cristiana, Juan Carlos Latorre. Su veto a la diputada Alejandra Sepúlveda, dirigente del PRI de Zaldívar, a presidir la Cámara de Diputados, en un acuerdo con la Concertación que estaba a punto de ser firmado, fue calificado como el error que le entregó al PRI a la derecha. Los radicales, en medio del desorden, se subieron al carro.

Latorre es diputado por el mismo distrito en el que Alejandra Sepúlveda alcanzó la primera mayoría, arrebatándole a la DC un electorado cautivo. Una vez más las rencillas personales provocaban la dispersión y evidenciaban ausencia de liderazgo y proyecto colectivo.

El termómetro alcanzó los 34 grados cuando los radicales iniciaron su reunión en medio de una lluvia de huevos que les lanzaron jóvenes que exigían la renuncia de su presidente, el diputado Fernando Meza.

A la misma hora, al frente de La Moneda, el ex candidato Eduardo Frei y los líderes históricos de la Concertación se daban cita por primera vez desde que la ciudadanía los castigó después de 20 años de gobierno. La conmemoración de los 28 años de la muerte del ex presidente Eduardo Frei Montalva, padre del candidato, fue presidida por Michelle Bachelet.

La indignación apagó la emoción de los presentes. Fue la primera vez que se pudo afirmar sin ambigüedad que el ex presidente fue asesinado por los servicios secretos de Pinochet para eliminar a uno de los dos líderes que en 1981 organizaban el primer paro contra la dictadura.

Cruel paradoja. Porque el otro líder de ese paro era Tucapel Jiménez, degollado por los mismos servicios secretos un mes después de que Frei falleciera. Y Tucapel Jiménez era radical.

Meza renunció a la presidencia del PR y la conducción volvió al senador José Antonio Gómez. Pero el daño ya está hecho. La conducción de la Cámara de Diputados desde marzo quedará en manos de la oposición.

La poderosa UDI (40 diputados) y sus socios de Renovación Nacional sólo necesitaban los cuatro votos del PRI para alcanzar la mayoría. Y ya la tienen. Al finalizar la noche los mercados seguían expectantes a la espera de los millones de Piñera. Pero el circo oficialista acaparó la atención.

Comentá la nota