MAS CRUCES EN LA INTERNA PJ Sentís juntó a su tropa, que fustiga a Escudero porque “no cumplió y quiere ser presidente”

El dirigente reivindicó las diferencias: “Cada vez que hubo internas en Tandil luego ganamos en las generales”, dijo. Berríos le apuntó al mutualista y lo criticó porque siendo secretario no se sumó a las reuniones en calle Pinto
Con la excusa de presentar su lista a los afiliados, el presidente del PJ Rubén Sentís juntó a su tropa ayer en la sede partidaria y, de paso, fustigó al concejal Raúl Escudero, candidato de la lista opositora que puja para quedarse con la conducción.

Días atrás, Eduardo López trató de ambicioso al dirigente al plantear que sólo se bajaba “si se lo pedía Juan Domingo Perón”.

Ayer, precisamente entre los cuadros de ese líder del peronismo y Evita, el oficialismo partidario salió a fustigar al mutualista “porque no cumplió con lo que dijo en el partido y ahora quiere ser presidente”.

Junto a Sentís, se sentaron Juan Carlos Berríos (vice), Marta Testa (secretaria general), Facundo Llano (congresal), María Rosa Toncovich (congresal) y Eduardo Olaechea (congresal).

Entre cuadros de Perón y Evita, y la enorme K estampada en la vidriera, la presentación desandó precisamente las definiciones entre frases de “El General” y la reivindicación del matrimonio K.

“Venimos cumpliendo los plazos con buenos resultados” dijo Sentís a los periodistas, para luego abrir el paso a las preguntas.

Según la información que manejan en su espacio, se realizaron unas 700 nuevas afiliaciones sobre lo que hoy es un padrón de 7000 afiliados. “Estamos más que conformes porque el 60% de esos nuevos afiliados son personas menores de 35 años y vemos que la juventud se está incorporando” indicó el dirigente, al valorar el resultado de la convocatoria interna.

En cuanto a las definiciones hacia arriba en la estructura, reiteró que el vicegobernador Alberto Balestrini es la cabeza de una lista provincial y planteó su coincidencia: “Estamos de acuerdo en que necesitamos con estas internas llegar a un PJ moderno que deje de ser exclusivamente una herramienta electoral para transformarse en un espacio fuerte de formación de cuadros políticos y de gobierno”.

La definición no es casual, porque mientras en Pinto la perinola de nombres arroja casi siempre los mismos apellidos, desde Mitre la UCR al menos puede repetir nombres pero de nuevas generaciones, y así se suman los hijos de Civalleri, Lunghi o Fernández.

Para esa tarea, el presidente partidario prometió “la integración de acá con los niveles nacional y provincial. Hace años que esto dejó de ser nada más que un edificio renovado y es ámbito de debate” le sumó, en referencia a lo que suelen achacarle desde la oposición partidaria.

Además, reivindicó la lógica de internas. “En muchas ciudades está sucediendo, al menos en Buenos Aires en más de 70 partidos. Hay dos listas o dos agrupaciones porque no existe un pensamiento único y esto lejos de ser una traba o una dificultad le da riqueza a este proceso”.

Por ello reiteró que entiende que la sede “no es sólo paredes y en esta lista está coincidiendo la voluntad política de varios sectores internos o agrupaciones: la juventud barrial, universitaria y obrera; además de gremios como No Docentes de la Universidad, Camioneros, y la Agrupación 8 de Noviembre de los municipales”.

En cuanto a la instancia de negociación previa, mencionó que tomaron contacto “con Néstor Auza, Roberto Mouillerón, Jorge San Miguel, el Movimiento Evita y La Cámpora. Creemos que el 90% de esos sectores se encuentra en este espacio plasmado en nuestra lista”.

El dedo, el resultado

y los pases de factura

En el justicialismo serrano saben que al menos en 70 distritos hay dos o más listas, pero reivindican que “el PJ es el único partido que está cumpliendo con la ley y dejando en manos de los afiliados la posibilidad de elegir a sus representantes, que es lo más saludable”.

“En las últimas elecciones que ha ganado el PJ en Tandil desde 1983 a esta parte siempre fuimos a internas antes. En las legislativas del año pasado, por ejemplo, los candidatos fueron elegidos a dedo y los resultados estuvieron a la vista, porque no representaban al peronismo y menos luego a la población en general”, planteó. Obvia referencia al cierre de 2007 que diseñó el ex candidato a intendente Marcelo Cifuentes, uno de los aliados de Escudero en esta lucha intestina.

La dama K y la

verba de Berríos

A las respuestas de Sentís, segundos después se sumó Toncovich que explicó su adhesión básicamente por el respaldo oficialista a la política de Néstor y Cristina Kirchner, y también Berríos.

“El afiliado tiene los ojos tapados y personalmente desde 1983 nunca me sumé a una lista porque no estaba interesado. Este es un grupo que responde a los afiliados que están en la tarea diaria del “timbre a timbre” y nunca hubiera estado en la otra lista, encabezada por alguien que nunca cumplió lo que dijo acá en el partido y ahora pretende ser presidente” dijo, en referencia a Escudero.

Comentá la nota