Cruces por los festejos del Día de la Industria

Cruces por los festejos del Día de la Industria

Méndez dijo que no hay razones para celebrar; el Gobierno ratificó la cena

Con el debate por la nueva ley de abastecimiento como telón de fondo, el tradicional festejo por el Día de la Industria que todos los años organiza el Gobierno va camino de convertirse en un nuevo foco de enfrentamiento entre los empresarios y Cristina Kirchner.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, abrió el fuego ayer cuando anticipó su rechazo a participar de cualquier festejo porque, según declaró, es una día de "enorme tristeza". Lo dijo en las horas previas a que el Senado debata hoy la nueva normativa, rechazada por los hombres de negocios.

La respuesta de la Casa Rosada no tardó en llegar. En un poco habitual comunicado, la ministra de Industria, Débora Giorgi, y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, distribuyeron un parte de prensa para ratificar la cena que se hará el miércoles de la semana próxima en el predio de Tecnópolis y que contará con la Presidenta como oradora central. Según describieron fuentes oficiales a LA NACION, ese texto fue una manera sutil de contestarle a Méndez, uno de los más duros detractores del Gobierno en los últimos meses. Sucede que no es frecuente que el detalle de la agenda de la jefa del Estado se dé a conocer con tanta anticipación. Incluso, en el comunicado se aclaran desde el lugar (el microestadio) y la hora (a las 20) donde se hará la cena hasta el lugar para retirar las entradas (Instituto Nacional de Tecnología Industrial).

La pelea entre el Gobierno y los empresarios tomó vuelo nuevamente en las últimas horas, cuando la Presidenta acusó al sector automotor de "encanutar" autos en medio de la crisis del sector. Durante la reunión del Consejo del Salario, también cuestionó a los dirigentes de las cámaras empresariales, a quienes les recordó que a pesar de que la Casa Rosada hizo cambios en el proyecto de la nueva ley de abastecimiento, a los titulares de las compañías "nunca les alcanza nada".

El malestar del Gobierno se concentra en Méndez, pero se extiende a buena parte del mundo empresarial, y sobre todo al sector automotor y autopartista. El temor en Balcarce 50, y por eso el tono mesurado del comunicado compartido de Giorgi y Parrilli, es que todo termine en un generalizado desplante en la cena de Tecnópolis. Está garantizada, de todas formas, la presencia de las cámaras afines, como CAME, Cgera o CGE. Más allá de los roces, la Presidenta espera asistencia perfecta de todo el arco empresarial.

CRISTINA HARÁ ANUNCIOS HOY

Educación

El Gobierno convocó para esta tarde a un acto, a las 18. Anunciaría la obligatoriedad de la sala de 4 años

Planificación

Está previsto además el anuncio de un nuevo tendido eléctrico entre Mar del Plata y Bahía Blanca

Créditos, en espera

El plan de créditos al consumo con tarjetas, que se iba a presentar la semana pasada, pasa a la próxima.

Coment� la nota