Más cruces entre primos

El actual mandatario y su antecesor, rivales en el balotaje del domingo próximo, volvieron a discrepar mediáticamente. Siguen las denuncias.

Los primos Arturo y Ricardo Colombi volvieron a cruzarse en las últimas horas en el éter radial, con gruesas descalificaciones mutuas.

Como es obvio, la discusión giró en torno de las acusaciones de corrupción, con lo que el Gobierno viene disparando contra Ricardo Colombi por la propiedad de una mansión de un millón de pesos, en tanto que el senador provincial y ex gobernador se ocupó no sólo de restarle importancia a dicha denuncia, sino que además dijo que el domingo venidero su triunfo será contundente en el balotaje que lo enfrentará con su primo.

"El gobierno nos vive atacando cotidianamente, con campañas falsas, presentando documentación inexistente, al denunciarme un empleado del gobierno. Estas acusaciones supuestamente fueron presentadas en el mes de junio y jamás fui notificado", se quejó el senador; minutos antes, el actual mandatario volvió a afirmar que "hay una propiedad que pertenece a Ricardo Colombi y está a nombre de un testaferro. Ellos creían hacer la caravana de la honestidad y nos hostigaban a cada rato. Pero en cambio nosotros, conformamos un gobierno de gente honesta y mi adversario no puede decir lo mismo".

Con respecto a lo sucedido el viernes, cuando ambos presentaron sus planes de cara al balotaje, Arturo sostuvo que "mientras nuestro Gobierno hablaba de propuestas concretas, el adversario, no definió nada. Eran meras palabras sin contenido alguno". Ricardo, en tanto, se mostró optimista pese a todo: "La idea del gobierno es confundir a la ciudadanía correntina, armando una campaña sucia contra Eco y sobre mi persona, porque sabe que el revés del próximo domingo es inminente. Estoy convencido que mucha gente depositará su voto en el escrutinio del 4 de octubre y que las mismas encuestas del gobierno nos dan una ventaja amplia".

Para Ricardo, en el último tramo, "el Gobierno comenzó una campaña sucia sin escrúpulos", pero el Gobernador dijo que su gestión piensa "en el futuro y nuestro adversario en el pasado".

Comentá la nota