Cruces entre oficialismo y oposición por la restricción de fondos a los poderes del Estado .

El bloque del Frente para la Victoria adelantó la decisión de judicializar la restricción de fondos a las disponibilidades de caja, resuelto por el Gobierno a través del Ministerio de Economía. Así lo manifestó, Ricardo Wilder, y se unirían al reclamo los integrantes del Poder Judicial, uno de los afectados por la medida.
USHUAIA.- El bloque del Frente para la Victoria adelantó la decisión de judicializar la restricción de fondos a las disponibilidades de caja, resuelto por el Gobierno a través del Ministerio de Economía. Así lo manifestó, Ricardo Wilder, y se unirían al reclamo los integrantes del Poder Judicial, uno de los afectados por la medida.

Cabe indicar que por resolución de Economía la gestión del ARI decidió condicionar la transferencia de fondos a los restantes poderes, organismos de control y la comuna de Tolhuin, lo que se suma a las deudas de coparticipación que ya mantiene con los Municipios.

Para el bloque opositor se trata de "una intromisión que avanza sobre la independencia de los poderes públicos", y desde el punto de vista legal "una resolución no puede avanzar sobre las leyes vigentes y la Constitución".

En declaraciones a Radio Nacional Ushuaia, Wilder aseguró que la Legislatura está recabando información pero subrayó que la Ley de Presupuesto, aún cuando se encuentra reconducida, fija la obligatoriedad del Poder Ejecutivo de remitir los fondos a la Legislatura de acuerdo al porcentaje que la misma norma determina.

En ese sentido, indicó que intentarán que el Ministerio de Economía revierta la medida recordando la obligación del gobierno de enviar los fondos para que los demás poderes puedan cumplir con el pago de salarios y demás compromisos.

En caso de que no se revea la medida, no descartó realizar una presentación judicial que tendría eco favorable puesto que "la propia Justicia es uno de los poderes afectados".

Asimismo, destacó "el aumento de ingresos que ha tenido la provincia que no justifica el marco de crisis actual, salvo por el incremento de gastos que se ha producido desde la asunción del ARI".

"Si uno analiza los números de ingresos que ha tenido la provincia en concepto de coparticipación, más los recursos provenientes de la ley corta, estos han sido superiores a los establecidos en el período 2007", analizó el legislador, y agregó que "también se ha generado un gasto superior a lo establecido en ese mismo año, en el orden del 13% más".

En respuesta, el legislador del ARI Manuel Raimbault defendió la resolución del Ministerio de Economía de restringir la transferencia de fondos a los restantes poderes, a los organismos de control y a la comuna de Tolhuin, ya que "lo que está sucediendo, sencillamente, es que no hay dinero para cumplir con las obligaciones".

El parlamentario aseveró que "no es que haya una mente perversa en Economía, si no que hay una realidad y es que no hay dinero".

"Nadie puso esta ecuación en base a un dogma o un concepto abstracto, sino a una necesidad", continuó, y cuestionó que ante la crisis hay "algunos sectores" que no ponen una "dosis de realidad".

En ese sentido, observó que "esta crisis está costando puestos de trabajo como pocas veces se vio, hay una estrategia nacional de empezar a proteger los niveles de empleo, la prioridad es esta y hay que tener una actitud responsable para hacerle frente a la crisis porque de lo contrario nos va a costar más resolverla".

"Si algunos sectores intentan tener aumentos salariales de aquellos niveles de sueldo que son suficientes para enfrentar la crisis, en todos los poderes el promedio de sueldos es entre 7 mil a 9 mil pesos", apuntó.

Por último, Raimbault sostuvo que "la discusión hoy es qué sector vamos a privilegiar en este contexto cada vez más complicado, y debe ser el sector de los que menos tienen".

Comentá la nota