Cruces entre concejales y la comuna por el tema Tarjebus

Luego de que procurara infructuosamente brindar ayer explicaciones en el CD, el subsecretario de Gobierno y Producción, Andrés Ombrosi, será recibido hoy por los ediles.
La incautación de los bienes de la empresa Tarjebus SA, llevada a cabo por la comuna el último viernes, que en la práctica no arrojó modificaciones en el funcionamiento del sistema de tarjetas prepagas y en la prestación del servicio de transporte, motivó que el Concejo Deliberante citara para hoy, a las 12, a los funcionarios municipales, a fin de conocer en detalle las alternativas que derivaron en tan inesperada intervención.

Ayer, luego que desde los distintos bloques del CD se realizaran fuertes críticas al accionar municipal, el propio subsecretario de Gobierno y Producción, Andrés Ombrosi, se apersonó en el CD con la intención de brindar las explicaciones del caso, aunque no fue recibido por ninguna autoridad legislativa.

El titular del cuerpo deliberativo, Juan Pedro Tunessi, explicó al respecto que el CD tiene una agenda que no puede suspenderse o reprogramarse con facilidad.

"Nos habíamos reunido a primera hora con los presidentes de todos los bloques y acordamos citar para mañana (por hoy) a la secretaria de Gobierno, Diana Larraburu, para conocer los detalles de lo ocurrido. Ombrosi vino de manera inesperada y no estábamos en condiciones de recibirlo", explicó Tunessi a "La Nueva Provincia".

El funcionario municipal llegó al CD acompañado por el subsecretario de Coordinación, Rodrigo Villalba, y sólo pudo explicar al secretario del cuerpo, Raúl Vidal, su decisión de responder a las declaraciones que los ediles venían realizando a través de los distintos medios de comunicación, cuestionando lo ocurrido.

"Me pareció oportuno venir para evitar malos entendidos y aclarar algunas situaciones", justificó Ombrosi, quien, sin embargo, se retiró sin ser recibido por los pocos legisladores que, por entonces, se encontraban en el edificio.

Duras críticas

En tanto, desde todo el arco opositor del CD se formularon críticas a la medida llevada a cabo por la comuna, marcando una supuesta "inoperancia" municipal en las negociaciones con Tarjebus, alertando sobre el soporte legal de incautar los bienes a la citada empresa y el "modo autoritario" con el que se actuó.

Para Norberto Martínez (Integración Ciudadana), la decisión del Ejecutivo fue consecuencia de su "falta de gestión e ineficiencia, que se manifiesta, en general, en todo el manejo del sistema de transporte de pasajeros".

"La situación se agrava, además, porque los funcionarios están dando a entender que existen ciertas irregularidades en la empresa. Pregunto entonces, ¿quién debía controlar ese funcionamiento si Tarjebus es parte de un servicio público como pretenden plantear?", señaló el concejal.

Asimismo, Martínez criticó la falta de agilidad por parte de la comuna en poner en funcionamiento el nuevo esquema de tarjetas recargables, sistema que, según aseguró el Ejecutivo, estaría operable en enero de 2009.

"Si el Intendente y sus funcionarios hubiesen sido diligentes, ya estaría vigente el nuevo sistema de cobro", aseguró.

En términos similares se manifestó Juan Pedro Tunessi (Unión Cívica Radical), quien definió lo ocurrido como "fruto de la negligencia y de la falta de trabajo, porque en todo este tiempo no se ha hecho nada".

Por otra parte, definió como "muy grave" que los funcionarios municipales sugieran un vaciamiento de Tarjebus, cuando la propia comuna era responsable de su control.

"Si es una empresa de servicios públicos como ahora la quieren presentar, no entendemos por qué no se la auditó de manera constante", agregó.

El concejal Alejandro Curino, del Frente para la Victoria Independiente, condenó la "forma autoritaria" en que se llevó adelante la incautación.

"Resulta muy militarista (sic) eso de ir con la policía y hacer un procedimiento de estas características. Porque, además, no es la primera vez que el intendente actúa de esa manera. Recuerdo cuando echó a los artesanos de la estación de trenes y militarizó la ciudad un fin de semana. Me parece que la gente capacitada e inteligente puede solucionar las cosas sin recurrir a estos métodos", explicó.

También remarcó sus dudas respecto de si Tarjebus conforma un servicio público que avale, realmente, ese tipo de intervención.

Para Andrés De Leo (Acción Radical Bahiense), lo ocurrido "es el corolario de una serie de desaciertos del municipio respecto del sistema de tarjetas", planteando dudas acerca de los fundamentos que avalan la forma de intervención.

"Nunca lo referido a Tarjebus fue tratado como un servicio público, al punto que el CD jamás intervino en sus tarifas. Es una medida temeraria, que puede tener implicancias legales y económicas insospechadas", finalizó.

Para la concejala Elisa Quartucci (Coalición Cívica), el sistema "implosionó" por falta de un proyecto por parte del Ejecutivo.

"En este tiempo se han dado un sinnúmero de políticas erráticas en la materia, que tiene ahora esta medida extrema y delicada", explicó.

Si bien la edil reconoció la facultad del Estado de tomar este tipo de medidas, también sugirió "poner una lupa sobre lo que pasó".

"Lo más grave es que esta medida no corrige el pésimo sistema de transporte del que son víctimas muchos vecinos", agregó.

"Si no interveníamos, hoy no teníamos servicio"

Para el subsecretario de Gobierno y Producción, Andrés Ombrosi, no ha sido una semana fácil.

A cargo del neurálgico área comunal tras un pedido de licencia solicitado por la secretaria Diana Larraburu, debió hacerse cargo de la administración de Tarjebus e implementar los primeras medidas para garantizar el funcionamiento del sistema.

Transcurridas las primeras horas, Ombrosi no tiene dudas acerca de que la empresa tenía decidido cesar sus funciones en esta semana.

--Trascendió que encontraron irregularidades en la contabilidad de Tarjebus. ¿Puede brindar precisiones al respecto?

--No encontramos irregularidades, sino más dinero del que los mismos directivos de la empresa nos habían informado. De todas maneras, puede ser que se haya acumulado la recaudación de varios días o que la gente haya comprado más tarjetas por la situación, aunque no por eso podemos hablar de alguna irregularidad.

--¿Es real que los propios directivos mantienen una importante deuda con su empresa?

--Sí, es así. Encontramos que los dueños le están debiendo a su empresa al menos 1,6 millones. Esa es una deuda documentada hasta el 31 de mayo de 2009.

--Entonces, ¿sugiere un vaciamiento?

--No creo que sea así. Pero al menos no es cierto, según manifestó la presidenta de la firma, Olga Pérez, que la Municipalidad estuviera ahogando a la empresa desde el momento que se tiene esa deuda.

--¿Esto está dentro de lo legal, teniendo en cuenta que Tarjebus es una empresa sin fines de lucro?

--No puedo contestar eso, pero puedo decir que, desde el punto de vista contable, está todo impecable. Incluso los propios síndicos de la empresa nos prestaron colaboración, advirtiendo sobre las cuestiones que debíamos tener en cuenta para llevar adelante el sistema.

--¿Desde el municipio se tendría que haber controlado la contabilidad de Tarjebus?

--No para como estaba planteado su funcionamiento. Ahora si nos remontamos a cómo debieran haber sido las cosas, Tarjebus nunca tendría que haber funcionado de esta manera, sino haber sido producto de una licitación pública.

--Tarjebus, ¿conforma o no un servicio público?

--Es una empresa privada prestando un servicio público de manera totalmente precaria. La regularización del sistema de expendio y cobro de pasajes se dará cuando implementemos el sistema de tarjetas recargables administrado por la Sociedad Anónima de Participación Estatal Mayoritaria (Sapem).

--¿Están convencidos de haber actuado con corrección al incautar los bienes de Tarjebus?

--Sin dudas. Si no tomábamos esta medida la ciudad se quedaba sin colectivos esta semana. Eso está documentado. Hoy Tarjebus opera con normalidad, bajo la administración municipal.

Olga Pérez, sin comentarios

Después de que, durante la mañana de ayer, el directorio de Tarjebus se reuniera para analizar lo ocurrido y evaluar los pasos a seguir, Olga Pérez, titular de la empresa, prefirió ser cauta en sus manifestaciones.

"Prefiero no comentar nada por ahora. Puedo anticipar que vamos a pedir un tiempo para expedirnos, porque no podemos evaluar tan rápidamente lo ocurrido", explicó.

Ombrosi por Larraburu

Sobre el mediodía de hoy, los concejales recibirán a funcionarios del Ejecutivo para conocer en detalle lo ocurrido entre el municipio y Tarjebus. Si bien la citación fue dirigida a la secretaria de Gobierno, Diana Larraburu, en su lugar concurrirá Andrés Ombrosi, subsecretario de ese área, por encontrarse la funcionaria en uso de licencia por problemas de salud.

Comentá la nota