Cruces entre la UCR y Carrió por una salida negociada al conflicto en el Central

La líder de la Coalición Cívica aseguró que hay un pacto "entre un sector del radicalismo y el Gobierno" para echar a Redrado a cambio del tratamiento legislativo del Fondo del Bicentenario. El jefe de la UCR sostuvo que hubo "excesos de confrontación" y habló de "tratar de tenderle un puente" al oficialismo.
La posibilidad de una salida negociada al conflicto en el Banco Central generó esta mañana una fuerte tensión entre la Coalición Cívica y la UCR. Elisa Carrió denunció la existencia de un pacto entre un sector del radicalismo y el Gobierno para quitarle apoyo a Martín Redrado. Y Ernesto Sanz afirmó que hubo "un exceso de confrontación" con el kirchnerismo y planteó la necesidad de "tratar de tenderle un puente" al Ejecutivo.

Carrió sostuvo en declaraciones a radio 10 que el pacto incluye la salida de Redrado a cambio del tratamiento legislativos de los DNU por el uso de reserva monetarias para el pago de la deuda.

"Que sepan mis amigos radicales que no comparto esas prácticas", advirtió la líder de la Coalición Cívica, en una denuncia que hace temblar los cimientos del espacio compartido con la UCR.

Justamente el presidente del radicalismo, Ernesto Sanz, sostuvo que hubo "excesos en la confrontación" con el Gobierno por los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) para la creación del Fondo del Bicentenario y la remoción de Redrado.

"Desde el radicalismo dedicamos nuestros mayores esfuerzos a tratar de tenderle un puente al Gobierno para salir de esa encerrona original: estamos dispuestos a discutir la creación del famoso Fondo del Bicentenario", indicó el senador mendocino.

En declaraciones a radio Continental, Sanz propuso "discutir con los números sobre la mesa y nuestras ideas y opiniones cuál es la necesidad de pagar deuda este año, cuál es el monto, cuáles son las herramientas para pagarla, si el Gobierno puede insistir con las reservas o hay otras maneras".

"Si no podemos encontrar una síntesis por acuerdo o por unanimidad, pues va y se vota en el parlamento y el que ganó, ganó, y el que perdió, perdió, y se acabó el tema ahí", prosiguió.

Anoche, los principales bloques opositores habían acordado ayer pedirle a Cristina Kirchner que convoque a sesiones extraordinarias para dirimir en el Parlamento la crisis.

Fue tras una reunión de la Comisión Bicameral de control de los DNU, en la que no hubo acuerdo en el pronunciamiento por el decreto que remueve a Martín Redrado de la presidencia del BCRA. Ante varias negativas, los bloques opositores en Diputados prepararon una nota para presentarle al titular de la Cámara, Eduardo Fellner, con destino final en la Presidenta.

Con este dato, esta mañana, el titular del bloque oficialista en Diputados, Agustín Rossi, afirmó que "lo que dejó en claro la reunión de ayer es que lo mejor que puede pasar es que el doctor Redrado dé un paso al costado".

"No cuenta con el apoyo de la Presidenta, ni del ministro de Economía, no tiene mayoría en el Directorio del Banco Central, no cuenta con el apoyo parlamentario y ayer perdió el apoyo de la oposición. Sería mucho más calmo si Redrado da un paso al costado. Sabe que su presencia en el Banco Central es perturbadora para la economía", lanzó.

Comentá la nota