Cruces del cobismo y el Gobierno por el aumento de personal

Diputados de Confe dicen que, en un año, hubo 5.000 nombramientos y 4.700 nuevos contratos, por lo que el gasto creció sin control en plena crisis. El Ejecutivo niega que haya un incremento desproporcionado.

Con el fin de año encima y las perspectivas de endeudamiento ineludibles, el frente cobista radical salió a dejar en claro no sólo su postura frente a la posibilidad de pedir financiamiento sino también el hecho (para ellos) de que -más allá de las crisis económica y sanitaria- el Estado no ha cuidado los gastos del modo en que se hubiera esperado ante semejante panorama. Para ellos, uno de los motivos que influyó en la debacle de las cuentas provinciales ha sido el gran incremento tanto de la planta de personal como de los contratos de locación en tan sólo un año.

Tanto es así, que el bloque de Confe en Diputados -con su presidente Andrés Marín a la cabeza- realizó un pedido de informes para que se blanqueen las altas y bajas del personas en la administración pública desde el 11 de diciembre de 2007 hasta la fecha. Desde el Gobierno, en tanto, advierten que el lunes tendrán los números en la mano pero descartan que van a dar por tierra con los comentarios de sus opositores.

"Tenemos datos oficiales de que la planta de personal aumentó en alrededor de 5.000 personas entre el 30 de agosto de 2008 y el 30 de agosto de 2009", desafió Marín; un número similar al que -de acuerdo con él- también crecieron los contratos de locación. El pedido de informes que presentó la semana pasada apunta a conocer los detalles -por ministerio y organismos descentralizados- de las fechas y tipos de contratación (de planta, temporario o de locación de servicios), entre otros datos.

Marín -junto con los diputados Gerardo Soria y Alejandro Molero- aseguran que pretenden controlar que no se haya incurrido en excesos de gasto público en áreas en donde la incorporación de personal no era realmente necesaria, en perjuicio de otros sectores que "necesitan de manera urgente esa inversión".

En este sentido, desde hace tiempo vienen insistiendo en que no han observado incrementos en la cantidad de policías y, menos, en las personas contratadas para las áreas de Salud o Educación.

Desde el Ministerio de Hacienda, aclaran -en primera instancia- que el personal que se ha tomado está en estrecha relación con las bajas como jubilaciones, renuncias y defunciones que se han ido suscitando. En este sentido, piden ver la suba neta del personal. Es decir, contar tanto las altas como las bajas. "El Estado tiene 70.000 empleados y eso explica una parte", observó el ministro del área, Adrián Cerroni, quien para el lunes prometió mostrar los números definitivos.

El funcionario explicó que desde que comenzó la gestión de Celso Jaque han cumplido con las paritarias previas (2006 y 2007) que implicaban un cronograma de pase a planta.

"La Penitenciaría estaba vacía y también se incorporaron más de 500 policías", enumeró al mismo tiempo que pidió tener en cuenta el crecimiento vegetativo de la Dirección General de Escuelas así como los nuevos centros de salud o los cargos para fiscalías que se crean en la Justicia. "Los nuevos servicios necesitan gente", argumentó Cerroni.

Los cobistas aceptan que se haya pasado a planta a antiguos contratados pero creen que, entonces, tendría que haber varios contratos de locación dados de baja. "Por el contrario, este ítem ha aumentado en más de un 20%", aseguró el diputado Alexandre Maza, quien pidió ajustar el gasto. Marín, en tanto, puntualizó que hay 4.700 contratos más. Los contratos de locación son para los que prestan servicios puntuales al Estado como monotributistas, pero no pertenecen a él.

"Desde este ministerio estamos frenando siempre nuevas contrataciones porque hay que tener en cuenta que el personal es alrededor del 60% del gasto del Estado. No se puede estar nombrando indiscriminadamente", explicó Cerroni quien, al mismo tiempo, agregó que los aumentos de empleados no han sido diferentes ni desproporcionados en relación con otras administraciones.

Comentá la nota