Crucero turístico en emergencia con más de cien personas a bordo en la Antártida

El crucero “Ushuaia” que partió desde la capital provincial hace algunos días con turistas para recorrer la Antártida, se encuentra en emergencia y varado a unos 300 kilómetros al suroeste de la base Vicecomodoro Marambio.
El casco de la embarcación sufrió una fisura por la que ingresa agua y egresa combustible, que ya fue contenido con barreras antiderrame. Una aeronave de la Armada partió desde la ciudad de Río Grande para sobrevolar la zona, mientras se espera para mañana el arribo de un buque de la Armada de Chile que realizaría el trasbordo de los 89 pasajeros y 33 tripulantes de ser necesario. La situación momentáneamente está bajo control y las condiciones climáticas empiezan a mejorar.

El buque de bandera nacional “Ushuaia” quedó varado a unos 300 kilómetros al suroeste de la base antártica Vicecomodoro Marambio, donde sufrió una fisura por donde ingresa agua y pierde combustible.

El buque partió con turistas la semana pasada desde el puerto de Ushuaia, con 89 pasajeros y 33 tripulantes, los cuales afortunadamente se encuentran ilesos, aunque con la tensión de la situación que se encontraría controlada.

Como primer medida se aisló la zona donde ingresa agua, por lo que la embarcación no corre riesgo de hundirse, y luego se tendió una barrera para contener el derrame de combustible y evitar afectar al delicado medio ambiente antártico.

La base naval de Ushuaia, recibió el llamado de emergencia cerca de las 15 horas de este jueves e inmediatamente ya se dio aviso al buque Atlantic Dream, otro crucero que se encuentra en el mismo sector y brinda apoyo a la embarcación en emergencia.

La Armada sobrevoló la zona

Ante esta situación de emergencia una aeronave de exploración, un P-3B ORION de la Armada Argentina, despegó a 15:35 horas desde el aeropuerto de la Ciudad de Río Grande con destino a la zona del siniestro, a fin de realizar un sobrevuelo que permita brindar un panorama mas fidedigno de la situación.

El Centro Coordinador de Búsqueda y Rescate de la Armada Argentina, se comunicó entretanto con el armador del buque siniestrado, quien manifestó que la situación se encuentra controlada, informando además que, dadas las condiciones hidro meteorológicas desfavorables, tiene intención de esperar el arribo del buque de la Armada de Chile “Aquiles”, el cual tiene previsto arribar al lugar a partir de las 05.00 horas de este viernes y, de ser necesario, allí realizar la maniobra de trasbordo de los pasajeros.

Asimismo se anunció que con el arribo del buque de la Armada de Chile “Lautaro”, también durante la jornada de viernes, se podrán efectuar las inspecciones de casco necesarias y consecutivamente intentará liberarse de la varadura.

La Armada Argentina en un parto informativo asegura que las condiciones hidro meteorologicas en el lugar del incidente han desmejorado levemente en las ultimas horas, previéndose para el viernes una disminución en el viento y nevadas menos intensas.

Comentá la nota