Cruce entre la Justicia y el Ejecutivo Comunal por la ocupación de viviendas del Plan Dignidad

Luego de que un centenar de vecinos del barrio General Pueyrredon tomaran este jueves “pacíficamente” un complejo habitacional sin concluir reclamando la finalización de las obras para poder habitar las viviendas, el Juez de Garantías Juan Tapia dictaminó que debe garantizárseles agua y alimentos a los ocupantes. Por su parte, los concejales del intendente Pulti exhortaron a “respetar el marco legal vigente en cuanto a la adjudicación de viviendas de planes sociales” y remarcaron que “la gente debe ser incluida en los listados y no obtener su casa por la fuerza, como una especie de ley de la selva”.
También deslindaron en el Magistrado “todo tipo de responsabilidades con respecto al estado en el que queden las casas, así como cualquier episodio violento que pueda generarse con los vecinos”.

Cabe destacar que el conflicto se suscitó este jueves, cuando más de 100 familias tomaron de manera pacífica un complejo habitacional a medio construir, ubicado en las calles Friuli y 47 del barrio General Pueyrredón, alegando que ellos son los beneficiarios de las mismas.

"El Municipio nos prometió en marzo del año pasado que íbamos a tener nuestra vivienda digna; en noviembre nos aseguraron que iban a terminar las casas, pero no lo hicieron y es una vergüenza", criticaban los manifestantes, al tiempo que la secretaria de Desarrollo Social de la Comuna , María del Carmen Viñas, aclaraba que “las viviendas tomadas corresponden al “Plan Dignidad”, destinado a la relocalización de los habitantes de la Villa de Paso”.

En tanto, este viernes, el Juez de Garantías Juan Tapia dictaminó que debe garantizárseles comida y agua a los ocupantes del complejo habitacional.

Este dictamen generó repercusiones en el Concejo Deliberante, en donde los ediles de Acción Marplatense convocaron a una conferencia de prensa en la que exhortaron a “respetar el marco legal vigente en cuanto a la adjudicación de viviendas de planes sociales”.

Si bien estaban invitadas a participar de la rueda de prensa, el resto de las bandadas políticas del HCD decidieron no asistir, según explicaron desde AM.

El presidente del Cuerpo y vocero del intendente Pulti, Arq. Marcelo Artime, subrayó que “hay listados que fueron aprobados por distintos estudios de asistentes sociales en el cual se prioriza gente con hijos discapacitados, familias numerosas y con embarazo adolescente. La gente debe ser incluida en los listados y no obtener su casa por la fuerza, como ha ocurrido en el barrio General Pueyrredon”.

“Seguramente –continuó- hay muchas personas que están viendo angustiosas y frustradas cómo la vivienda que legítimamente le corresponde fue tomada por la fuerza sin tener en cuenta en estado en el que van a quedar”.

Asimismo, Artime deslindó en el Juez Tapia “todo tipo de responsabilidades sobre lo que pase de ahora en adelante con respecto al estado en el que queden las casas, así como a posibles enfrentamientos entre los ocupantes y vecinos, o cualquier otro tipo de episodio violento o desgraciado que pueda llegar a ocurrir”.

“Hay dos formas de ocupar las viviendas que construye el estado municipal, la provincia de Buenos Aires o cualquier operatoria de vivienda social: por registros que dan la legalidad o por la fuerza. Nosotros obviamente que estamos a favor de que sea legalmente porque de lo contrario caemos en una especie de ley de la selva en la cual, quien tiene posibilidades de movilización en base a organización política, puede tener su vivienda; mientras que la persona que no tiene pertenencia y carga con su hijo discapacitado o su familia numerosa, es el perdedor de la película”, agregó en otro párrafo.

A su vez, remarcó que “somos respetuosos de la Justicia y de los funcionarios de la Justicia pero también somos respetuosos del marco legal existente y de la esperanza y los deseos de gente que, en vez de tomar las cosas por las fuerzas, lo hace por el camino administrativo”.

“Nos encantaría que las 11 mil personas que tenemos en los registros tengan su vivienda, pero eso se da gradualmente. Desde el estado municipal y provincial se hacen los esfuerzos para que las viviendas se construyan al mejor ritmo posible, pero es creer en algo mágico que 11 mil personas van a tener un techo en 24 horas”, razonó el dirigente, tras lo cual sentenció: “Las personas que hoy están participando de la ocupación no tienen más derecho que las 10.950 que están tranquilamente a la espera de su casa”.

Comentá la nota