Cruce entre Carrió y el campo: pocos dirigentes en sus listas

Según la dirigente, "hablan pero no se la juegan". Y Llambías replicó: "Hay soberbia".
Que la gente del campo no diga que no le ofrecimos lugares en las listas; muchos hablan, pero después no se la juegan", se quejó el miércoles Lilita Carrió, titular de la Coalición Cívica, luego de la negativa de Mario Llambías, el presidente de CRA, a integrar la lista de diputados bonaerenses por esa fuerza. El dirigente replicó ayer: "A veces hay un poquito de soberbia en pensar que uno está esperando que lo llamen y que tiene que hacer lo que quieren que haga", sostuvo.

El entredicho marcó la distancia que existe hoy entre la Coalición Cívica, que prácticamente no llevará candidatos del campo, y la Mesa de Enlace. Las entidades rurales han preferido colocar sus hombres en otras opciones opositoras al kirchnerismo. Algunos dirigentes de Federación Agraria y CRA cosecharon puestos expectantes en las listas del peronismo disidente, del socialismo y de la UCR.

Carrió, paradójicamente, fue una de las políticas que primero incorporó el tema agropecuario a su discurso, mucho antes aún que estallara la pelea por las retenciones móviles. Desde 2005 reclama la eliminación del tributo a la carne, el trigo y la leche. Incluso, con sus legisladores, formó un grupo llamado "Dejar en paz al campo".

Margarita Stolbizer, lider de la Coalición en Buenos Aires, tentó a Llambías para que la secundara en la lista de diputados. Luego de muchos cabildeos, el miércoles se conoció la respuesta definitiva del dirigente agropecuario, que al igual que sus pares de otras entidades prefirió seguir al frente de su organización.

"Ella (por Carrió) sabía perfectamente que yo tenía mandato en CRA y que de ninguna manera iba a dejar el cargo, porque históricamente he sido un crítico de aquellos funcionarios o dirigentes que abandonan su cargo para ir a la política", afirmó Llambías.

En la Coalición Cívica, por otro lado, se molestaron con los ruralistas porque, luego de apoyar una sesión especial en Diputados para debatir sobre retenciones, decidieron cesar esa ofensiva hasta después de las elecciones, de común acuerdo con otros bloques opositores, como el PRO y la UCR. Esto provocó que el miércoles, unos escasos 23 diputados cercanos a Carrió hayan insistido por las suyas, en la soledad más absoluta.

Comentá la nota