Cruce entre Bonfatti y Mercier por un préstamo del Banco Mundial

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado de la provincia, Antonio Bonfatti, acusó al justicialismo santafesino de haber utilizado créditos internacionales para financiar gastos corrientes, es decir, que se valieron de fondos que tenían una asignación específica para solucionar los problemas y rojos de caja que se produjeron durante los gobiernos de Carlos Alberto Reutemann y Jorge Obeid.
El dato surgió después de que el funcionario del oficialismo confirmó que el Poder Ejecutivo santafesino está pensando en emitir bonos públicos para pagar la millonaria deuda que mantiene con los bancarios transferidos y policías, a partir de numerosos incumplimientos salariales que vienen de las administraciones provinciales anteriores a la llegada del Frente Progresista a la Casa Gris.

Al respecto, Bonfatti recordó que el PJ ya utilizó ese mecanismo, aunque no fue para solucionar problemas de los empleados públicos sino para equilibrar las cuentas y en desmedro de las necesidades sociales. "Serán como las Letes de jubilación que sacó el gobierno provincial con (Juan Carlos) Mercier y como tantos otros ministros (de Hacienda) en esta provincia", explicó el dirigente en una entrevista realizada al programa Rueda de Prensa, que se emite por la señal local de Cablevisión.

La respuesta. El ex ministro de Hacienda de la provincia durante la gestión de Reutemann y ahora senador, Juan Carlos Mercier, salió al cruce de las acusaciones de Bonfatti. Explicó que los créditos a los que se hizo referencia "eran de libre disponiblidad" y se utilizaron para "reducir el costo que tenía el Estado, la presión fiscal y facilitar la inversión productiva en la provincia", además de destinarlos a "sustituir financiamiento de corto plazo caro por uno de largo plazo".

En ese sentido, señaló que 2001 Santa Fe recibió 150 millones de dólares correspondientes a un programa del Banco Mundial —por 330 millones de dólares— gracias a que la provincia cumplió las metas fijadas.

Luego —indicó— se recibieron 50 millones de dólares más luego de las inundaciones en Santa Fe y a pesar de que Argentina estaba en default. "Si bien ya no estaba en el gobierno hice una gestión personal ante el Banco Mundial y a pesar de las circunstancias nacional se dio la segunda cuota del programa", precisó, al tiempo que agregó que el tercer desembolso que sumaba casi 130 millones de pesos llegó con el gobierno de Jorge Obeid y se decidió darle una asignación específica que fue aprobada por las dos cámaras.

Comentá la nota