Cruce de acusaciones por deudas entre el Senado y Diputados

Cruce de acusaciones por deudas entre el Senado y Diputados
El jefe de Diputados le cobró al Vicegobernador 100 mil pesos y desde el Senado le salieron a pedir 4.600.000 pesos. Polémica.
Más que un capítulo en la vida política de la provincia de Mendoza, la situación que se originó en la Casa de las Leyes entre el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús y el presidente del Senado, el vicegobernador Cristian Racconto, es digna de una novela de Alberto Migré.

Es que ambos popes de la Legislatura entraron en una serie de dimes y diretes con respecto a los favores que se prestan mutuamente las dos cámaras legislativas. Como siempre ocurre en estos casos, el disparador para esta pintoresca disputa fue el dinero y no el amor, como en las tiras televisivas.

El primer tiro partió desde la Cámara baja cuando Tanús acusó al Senado de no devolverle $ 100.000 que le prestó el año pasado. Entonces desde la Cámara alta salieron al cruce y le avisaron que "solo tenía que pedirlo", sin hacer tanto ruido mediático.

Pero lejos de serenarse, los funcionarios del Senado devolvieron la gentileza y le recordaron que "si de saldar cuentas se trata, le transferimos $ 4.600.000 para hacer frente a incremento de personal y nunca se lo pedimos", confió Sebastián Biondillo, director de Contaduría de la Cámara alta.

En ese punto el clima se enrareció y con el correr de los minutos fue subiendo de temperatura porque si bien cada cual dio su versión de los hechos, indirectamente se acusaron de falsear la verdad.

Los $100.000 de la discordia

La pelea se inició con el reclamo puntual del presidente de Diputados que intimó a su par del Senado a retornar a la brevedad los $100.000 cedidos en diciembre de 2008 en calidad de préstamo. El legislador sostuvo que "han tenido un par de meses para devolver esa partida, esperemos que ahora lo hagan. Estábamos esperando la devolución para no entrar en falta con el Tribunal de Cuentas. Hice varias gestiones pero no tuve resultados", expresó.

La respuesta no se hizo esperar y desde el Senado criticaron la actitud asumida por el diputado: "No se tendría que haber llegado a este punto, no es así", precisó Mario Pepi, secretario administrativo. El contador explicó que "cuando confeccionamos el presupuesto 2009 ya estaba contemplado la devolución de ese dinero" y después aclaró "no se hizo la restitución simplemente porque faltaba el pedido formal. Si lo hacían el primero de enero de 2009, tenían la partida ese mes", argumentó.

El otro préstamo

El entredicho más fuerte se suscitó cuando desde la Cámara alta revelaron que en octubre del año pasado transfirieron una partida presupuestaria por $ 4.600.000 para compensar los aumentos salariales del personal de Diputados.

Tanús explotó y negó que el Senado le haya prestado a Diputados esa cifra. Su explicación es que cuando la Casa de Gobierno giró los fondos para costear el aumento salarial no discriminó por jurisdicciones, sino que mandó todo a una misma cuenta, la del Senado.

Según Tanús, cuando esto sucedió, él pidió que se desglosaran los fondos y el Senado vio mermada su partida presupuestaria, pero "era lo que correspondía".

En este sentido Biondillo le replicó: "No es así, es más desde el Ejecutivo nos llamaron para ver si podíamos transferirles ese monto así ellos (Gobierno) no tenían que sacar de otra partida. La verdad está en los papeles", sentenció.

Con esta disputa quedó nuevamente al trasluz la pésima o nula relación que existe entre las máximas autoridades de la Legislatura.

Comentá la nota