Crónica modificó la edición de ayer: sospechan de presiones oficiales

Un supuesto asado con fútbol, con Kirchner y Maradona, eje de la discordia.
El diario Crónica suspendió en la madrugada de ayer la impresión de su edición del viernes para quitar de la tapa y la página 3 una noticia sobre un supuesto asado y picado de fútbol compartido entre el ex presidente Néstor Kirchner y el director técnico de la Selección Nacional, Diego Maradona.

En un comunicado posterior, el director del diario, Alejandro Olmos, aseguró que la decisión fue tomada "al advertir que había un error en la información". Aproximadamente un tercio de los más de 50.000 ejemplares que constituyen la tirada de Crónica llegaron a la calle con esa información. En una segunda edición, el diario levantó tanto el título ubicado en la tapa como la nota que encabezaba la página 3.

La nota, ilustrada con una foto de archivo, consignaba que Kirchner y Maradona se habían encontrado "en un contry en Ezeiza que pertenece al intendente del partido de Esteban Echeverría (en rigor, de Ezeiza), Alejandro Granados". Según la nota, "a las 21.05 Maradona y Kirchner salieron a la cancha jugando para el mismo equipo y usando pecheras azules. El capitán de los de enfrente, los de pecheras rojas, fue el mismísimo Granados, y jugaron en una cancha de once que goza de gran iluminación e impecable césped".

Había más información: "Kirchner y Maradona compartieron no sólo la pasión del fútbol, sino también la de tirar dardos fuertes a los periodistas (...) Anoche quedó claro que la relación entre Maradona y Kirchner goza de buena salud en todo sentido", finalizaba la nota.

Con ese contenido, Crónica comenzó a ser impresa a la una de la mañana de ayer, según señalaron fuentes del sector. Durante una hora las máquinas rotativas despacharon entre 15.000 y 20.000 ejemplares que llegaron a los quioscos, hasta puntos tan distantes como La Plata y Campana. Pero la edición fue "levantada" (se frenó su impresión) hacia las 2 de la mañana. Dos horas después las máquinas volvieron a trabajar, con cambios. El título de tapa sobre el costado derecho, que decía "Pikadito", Maradona y Kirchner jugaron juntos en Ezeiza, fue reemplazado por otro de la sección policiales: "La vida después de la muerte: Sofía abandonó la clínica". Y el citado artículo de la página 3 dio lugar a otro texto, sobre el paro de colegios en la villa 1.11.14.

En la tarde de ayer, a medida que crecían los rumores sobre una supuesta intervención directa de la Casa Rosada para frenar la difusión de la noticia, el director del diario, Alejandro Olmos, emitió su versión de los hechos en un breve comunicado:

"A los lectores. El diario Crónica quiere informar que a raíz de lo sucedido, al advertir que había un error en la información sobre un encuentro entre Maradona y Kirchner, decidió imprimir una segunda edición antes de continuar con una noticia equivocada", dice el texto. Agrega: "Ante circunstancias como éstas, la empresa no tuvo reparos en tomar esta medida, más allá de que el diario fuera sorprendido en su buena fe. A lo largo de sus 46 años de historia, Crónica siempre mantuvo el compromiso con sus lectores informando con la verdad. Y lo seguirá haciendo".

Crónica, fundado por Héctor Ricardo García, es actualmente propiedad del empresario Raúl Olmos. El directorio está encabezado por Roberto Michetti y la dirección del diario está a cargo de Alejandro Olmos, hermano de Raúl (ver Quién...).

Según pudo establecer Clarín de distintas fuentes, la nota en cuestión había ingresado casi sobre el cierre de la edición a partir de llamados telefónicos. Recién a las dos de la mañana se tomó la decisión de levantar la edición.

La versión del día siguiente aseguraba que Kirchner había desistido a último momento de mostrarse con Maradona en lo de Granados, un aliado clave en el sur del conurbano. Granados está al frente de la intendencia de Ezeiza desde hace dos décadas. Dueños del restaurante El Mangrullo, Alejandro y Dulce Granados (diputada electa por el FPV) fueron anfitriones de Carlos Menem y Eduardo Duhalde en los años 90. Ahora tienen su centro operativo en su casa, ubicada en el country La Celia, a metros del Centro Atómico y muy cercano al predio de la AFA, sobre la autopista Riccieri.

Maradona es vecino del barrio El Trébol, en la vecina localidad de Unión Ferroviaria, donde también vive Gastón Granados, hijo de Alejandro y presidente de Tristán Suárez, el club que suele hacer de "sparring" en los entrenamientos de la Selección. La amistad entre Maradona y Gastón Granados viene de lejos, cuando el Diez fue DT de Mandiyú de Corrientes.

Comentá la nota