Crónica de un agitado cierre de listas en el ARI de La Plata

La concejal platense Susana Sánchez ocupa el espacio Cien por Ciento Lilitos (ridículo nombre para una línea interna) en el ARI. A las 00.00 del sábado venció el plazo para entregar las listas del partido Alternativa por una República de Iguales (ARI), que lidera la ex diputada nacional Elisa Carrió.
Para cerrar las listas el lugar elegido por los jóvenes militantes platenses y por los diversos referentes partidarios fue un pequeño bar ubicado frente al Congreso de la Nación. A tan solo metros de allí funciona la sede del ARI, tanto nacional como provincial, y es el lugar donde también se halla ubicado el escasamente conocido Instituto de Formación Política y Cultural, Hanna Harendt.

Una vez reunidos en el bar, a tan solo metros de donde se encuentran las oficinas donde debían presentarse las listas, pudo verse en las cercanías a una gran diversidad de "aristas" discutiendo sobre cómo debían cerrarse las listas.

Mientras que todos esperaban impacientes y discutían acaloradamente, porque a las 00.00 vencía el plazo para entregar las listas, todos los sectores del ARI se hallaban discutiendo en el pequeño barcito, pero faltaba una persona.

Esto fue así porque a la edil Susana Sánchez, cuyo mandato vence recién en e 2011, la dejaron afuera porque, según señalan entendidos, "no merecía tener ni voz ni voto en esta elección".

El problema se originó en la representatividad, ya que la concejal Susana Sánchez tenía por objetivo colocar en la lista de diputados a una militante de su espacio, que en el 2007 logró ingresar en la lista como tercera senadora provincial. Como ella tiene mandato hasta el 2011, internamente consideraron que no le correspondía seguir aumentando su representatividad dentro del espacio. Como se dice comúnmente, la bajaron de un hondazo. Y eso que a sí mismos se llaman democráticos. De terror. (www.agencianova.com)

Comentá la nota