Cromañón: pidieron la absolución de Callejeros y de su manager

El abogado de los músicos consideró que sus defendidos son acusados injustamente. En lo que pareció ser un mensaje a los familiares de las víctimas, dijo: "Esto no se arregla con un fallo". El letrado que representa al manager apuntó que él sólo se encargaba de llevarlos a tocar y echó culpas contra Omar Chabán
Las defensas de los siete músicos del grupo Callejeros y de su manager, Diego Argañaráz, pidieron la absolución de los imputados en el juicio oral por la tragedia de Cromañón, ocurrida en diciembre de 2004 y por la que murieron 193 personas y centenares resultaron heridos.

Las absoluciones las pidieron el abogado Martín Gutiérrez, para Patricio Santos Fontanet, Juan Carbone, Cristian Torrejón, Elio Delgado, Daniel Cardell y Eduardo Vázquez; el letrado Marcelo Bois, para Argarañaz; y la defensora Analía Fangano, para el guitarrista Maximiliano Djerfy, todos acusados de estrago doloso y cohecho activo.

"Solicito la absolución de mis defendidos respecto a todos los cargos que injusta e ilegalmente se les han imputado", expresó Gutiérrez al concluir su alegato iniciado el miércoles ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 24 porteño. Para Gutiérrez, tras la recreación de los hechos en el debate, no se puede atribuir a sus defendidos "autorías ni responsabilidades penales".

El letrado negó también que existieran pruebas del pago de coimas a los policías y las imputaciones en tal sentido fueron "una orquestación" de un grupo "para perjudicar a (Omar) Chabán, en la que "se terminó adosando al grupo Callejeros".

En lo que pareció más un mensaje a los familiares de las víctimas que parte de su alegato, Gutiérrez sostuvo que "el dolor es transmisible", pero que "esto no se arregla con un fallo", a lo que uno de los presentes, en voz baja para no ser oído por el tribunal, replicó: "si, con la cárcel". "El fallo -prosiguió el defensor- no va a solucionar, no va a reconstruir, no se va a poder recuperar lo perdido". El abogado agregó que se debe rechazar la acción civil, de contenido patrimonial, porque "no hay responsabilidad sin culpa".

Luego, fue el turno del alegato de Bois, abogado del manager Argarañaz, y que también solicitó la absolución, rechazó la demanda civil y que, "ante una eventual condena, ésta no debería, hasta tanto quede firme, ser aplicable".

El letrado basó su pedido al considerar que "ninguna de un sin número de testimoniales han observado a algún miembro de la banda en tareas de seguridad" y que "las testimoniales aseguraron que el control fue exhaustivo".

Para Bois, el empleado de Cromañón "Mario Díaz estaba a cargo de la puerta alternativa" y "Diego (Argarañáz) le planteó a Díaz dejar abiertas las puertas porque hacía calor, pero Díaz le dijo que no". "En su rol de manager, mi defendido no era un empresario, sino uno más de la banda. (...) Diego dijo en su indagatoria que su trabajo era llevar a la banda a tocar a lugares y que era el productor el que ponía el lugar físico (...) Y confiaba en Chabán como productor, ya que iba a poner lo mejor en el espectáculo", sostuvo el abogado.

Bois destacó que "el poder de policía es una actividad que desarrolla únicamente el Estado" y que los Callejeros "fueron a tocar a un lugar habilitado". "No hay ninguna normativa que obligue a mi defendido a conocer de ingeniería, arquitectura o aspectos químicos", añadió el letrado respecto de la responsabilidad de Argarañaz sobre las condiciones en las que se encontraba Cromañón.

Por último, realizó un verborrágico y enérgico alegato la abogada de Dejrfy, Analía Fangano, quien también solicitó la absolución y adhirió a sus colegas al rechazar la demanda civil. "No hay ninguna prueba de que Djerfy haya participado de alguna toma de decisión en tareas de manager y entradas. Tampoco ingresó pirotecnia", expresó la letrada.

Para Fangano, "en el debate hubo un reflejo de lo ocurrido en los últimos cuatro años y medio en la que se señaló que la toma de decisiones era en conjunto, cuando nunca fue así". "Se sentó acá (a declarar ante el tribunal) dos veces, pidió perdón, permitió preguntas y respondió todo", dijo la abogada que aseguró que su defendido "nunca mintió".

"Djerfy confiaba en Argarañaz, Lorenzo Bussi, prematuramente sobreseído, y Chabán. (...) Y en la división de trabajos, tocaba la guitarra", explicó. "Nunca vio esa puerta (la alternativa que estaba cerrada con candado y alambre) y no la conocía. (...) Creyó que era un lugar seguro y llevó a su familia. Sino, no hubiera ido a tocar y llevado a su familia", sostuvo la abogada.

Sobre el cohecho, Fangano dijo que eran "Chabán, Villarreal y Argarañaz" los que "hacía las liquidaciones", por lo que "nadie percibió dinero de manos de Djerfy". "No hay pruebas de cargo que corroboren las imputaciones", finalizó la letrada, que pidió como atenuante de una eventual pena la "conducta posterior" al hecho que tuvo Djerfy, quien reingresó a Cromañón para ayudar a sus familiares.

El debate continuará hoy desde las 10 cuando aleguen las defensas de los policías federales Carlos Díaz y Miguel Ángel Belay ante el TOC 24, integrado por María Cecilia Maiza, Marcelo Alvero y Raúl Llanos

Comentá la nota