Cromañón: comienza una ronda de testigos clave

Entre otros, se espera para esta semana el testimonio de un especialista considerado como un "histórico de la seguridad" en boliches, Juan Carlos Blander, que en alguna oportunidad lanzó duras críticas hacia Omar Chabán
Con declaraciones de representantes de distintas bandas, empresarios de espectáculos, y un testigo considerado como "un histórico de la seguridad" en boliches, el Tribunal Oral intentará despejar las dudas acerca de la responsabilidad de la seguridad en Cromañón.

Para hoy está prevista la declaración de otro empleado de seguridad de boliches y también se escucharán los testimonios de managers o representantes de bandas musicales que serán interrogados sobre detalles de los contratos que se realizaban con los gerenciadores de locales y sobre la participación de los distintos grupos en la seguridad, controles de pirotecnia.

Serán interrogados sobre si se contrata poca seguridad para ahorrar, los mecanismos de control, cuántas puertas tiene que haber en un local, cuántos matafuegos hay, la capacidad del lugar, entre otros temas.

Además este miércoles declarará un miembro del grupo rescatista ESSA , y uno de la Cruz Roja que estuvieron en un recital de Callejeros realizado en el club Excursionistas.

Uno de los citados para el viernes es un reconocido empleado de seguridad en distintos locales, Juan Carlos Blander, considerado por algunos manager como "lo mejor en seguridad", ya que es un hombre que tiene muchísima experiencia en el tema.

Blander, que en algunos reportajes no se ahorró críticas hacia Omar Chabán y el grupo Callejeros, tiene un hijo que fue al recital la noche de la tragedia, pero que logró salvar su vida porque salió hacia el hotel pegado a Cromañón.

En tanto, también para el viernes, está prevista la declaración de quien fue el presidente de Excursionistas para la fecha de la tragedia, Armando Mainoli, y un representante de Obras Sanitarias, donde se realizaban recitales de bandas de rock y en los que actuaba Callejeros.

La semana pasada otro empleado de seguridad dijo en el juicio que no funcionaban las mangueras del local ya que intentó utilizar una de ellas pero se encontró con que era más chica que el caño del agua para poder conectarla.

Lo mismo había señalado otro agente de control respecto a una manguera que se encontraba cerca del escenario pero que no tenía agua.

"Con un muchacho agarramos la manguera pero era más chica del caño del agua y no la pudimos utilizar", dijo el testigo ante el tribunal oral criminal 24 que desde agosto pasado lleva adelante el juicio en el que están imputadas 15 personas.

Otro empleado de control declaró que cuando vio el foco ígneo en la media sombra del techo se dirigió a una manguera que estaba cerca del escenario, pero otra persona que estaba en el lugar le dijo "cerrá que no hay presión de agua".

Con esa misma manguera había apagado cinco días antes, el 25 de diciembre, otro incendio que se produjo en el mismo techo durante un recital del grupo La 25.

Con los relatos de los empleados de seguridad se buscará determinar quién tenía la responsabilidad de la seguridad: si el gerenciador del local Omar Chabán y su mano derecha, Raúl Villarreal, o los integrantes del grupo Callejeros.

Pero hasta el momento no hay mucha claridad en esa cuestión porque algunos testigos volvieron a establecer diferencias entre lo que es el control y la seguridad en un recital. Algunos dijeron que "el control es el que trabaja en el día, la seguridad es permanente".

Por su parte, otro testigo señaló que el control es sobre los espectadores, hacerlos formar la cola, cachearlos, coartarles las entradas, mientras que la seguridad es al interior del local y que corresponde a personal del lugar.

Definiciones similares dieron los testigos que declararon en las audiencias anteriores, todos ellos convocados por Lorenzo `Lolo` Bussi, sindicado por muchos como el jefe de seguridad de Callejeros, para trabajar en Cromañón.

Torres y otros empleados de control señalaron que el propio Bussi les daba las órdenes de las tareas que debían cumplir.

Aquí hubo diferencias con los testimonios de otros compañeros quienes la semana pasada declararon que las indicaciones las daba Villarreal, sobre quien dijeron que era el jefe de seguridad de Cromañón.

Comentá la nota