Cromagnon: antes del fallo, la defensa de Callejeros insiste en que los músicos son inocentes

"No hay elementos para condenarlos", dijo el abogado de la banda; desde las 15, se leerá el veredicto por el incendio que mató a 194 personas; aunque haya condenas, ningún imputado irá preso; Chabán ya está en Tribunales, donde familiares realizan una vigilia.
Pocas horas antes de que se conozca el veredicto contra los 15 imputados por la tragedia en el boliche República Cromagnon, donde murieron 194 personas, la defensa de la banda Callejeros insistió en que los músicos son inocentes.

"Estamos convencidos de que no hay elementos para una condena. Sigue siendo muy fuerte la convicción de inocencia", aseguró el abogado de Martín Gutiérrez en la explanda del Palacio de Tribunales, donde esta tarde, desde las 15, se leerá la sentencia.

Los músicos de Callejeros habían anticipado que no asistirían a Tribunales, pero finalmente, ayer Gutiérrez confirmó que estarán presentes durante la lectura del veredicto.

Casi un centenar de efectivos de la Policía Federal custodia desde esta mañana los alrededores y el interior del Palacio de Tribunales.

Frente al edificio, y en medio del fuerte operativo de seguridad, los familiares de las víctimas mantienen una vigilia que iniciaron anoche a la espera de la decisión de los jueces.

A media mañana llegó al lugar Emir Omar Chabán, el ex administrador del local y uno de los principales imputados.

"Por cuestiones de seguridad, decidimos que Chabán ingrese muy temprano a Tribunales", dijo uno de los jefes policiales que coordina el operativo de seguridad, consignó la agencia estatal Télam.

Esta mañana, el abogado de Chabán, Pedro D´Attoli, dijo que la defensa y el acusado esperan "un fallo justo". "En principio esperamos un fallo justo. Esperamos y confiamos en la honorabilidad de los jueces y que este fallo conforme a las partes", expresó el defensor en declaraciones radiales.

El músico Maximiliano Djerfy, otro de los imputados, dijo antes de entrar a los tribunales: "Yo no pensé que me iban a procesar, yo estaba tocando la guitarra". El guitarrista explicó que se distanció de Callejeros porque, a diferencia de sus compañeros, "no quería tocar durante el juicio por respeto".

Djerfy dijo confiar en el tribunal que dará el fallo, aunque opinó que el manejo de la seguridad durante el proceso no fue correcto. "Era muy difícil llegar a tribunales, me gritaban asesino, me golpeaban el auto. Yo no estaba para bancarme eso con todo lo que había pasado" dijo y recordó que perdió a cinco familiares durante la tragedia.

El ex guitarrista de la banda fue el primero en confirmar su presencia durante la lectura del veredicto. "Voy porque quiero que me digan en la cara lo que me tengan que decir. Lo unico que me falta es que me saquen la libertad, si ya nos hicieron de todo", concluyó.

Debido a que los acusados pueden apelar la sentencia -ya que el fallo no quedará firme- aunque haya condenas, ningún imputado quedará hoy preso.

La lectura del veredicto se realizará en la sala donde se juzgó a las Juntas Militares en 1985. Está previsto que en una primera parte se lea la parte resolutiva del veredicto, para luego pasar a un cuarto intermedio y posteriormente dar a conocer un resumen de los fundamentos del fallo.

A continuación, un detalle de las penas que fueron solicitadas por las cuatro querellas particulares y el fiscal del juicio para los 15 imputados:

* Omar Chabán: lo acusaron de autor de los delitos de estrago doloso seguido de muerte y cohecho activo (pago de coimas). La fiscalía pidió 23 años, la querella de José Iglesias-Susana Campos 26, la de Mauricio Castro 25, y la de Patricio Poplavsky - Susana Rico 26. En tanto, la de Marcelo Parrilli y Mariana Prince solicitaron 25 años por homicidio simple por dolo eventual.

* Raúl Villarreal: era la mano derecha de Chabán y los acusadores sostuvieron que debía conocer las irregularidades que ocurrían en Cromagnon. El fiscal solicitó para él la pena de 16 años por los delitos de estrago doloso seguido de muerte y cohecho activo, pero en calidad de partícipe. Por los mismos delitos las querrelas pidieron 6, 7 y 13 años. Pero la de Marcelo Parrilli û Mariana Prince reclamaron 25 años por homicidio simple por dolo eventual.

* Los integrantes de Callejeros Patricio Fontanet, Juan Carbone, Cristian Torrejón, Elio Delgado, Daniel Cardell, Eduardo Vázquez, Maximiliano Djerfy y el manager Diego Argarañaz: la querella de Iglesias-Campos distinguió niveles de decisión dentro del grupo y por eso diferenció los pedidos de penas. A Fontanet, el líder y cantante, y a Argarañaz, el manager, los acusaron de estrago doloso seguido de muerte y el pago de coimas y pidieron 26 años de cárcel al considerarlos como quienes tomaban las decisiones dentro del grupo. Al resto los acusaron de estrago doloso y pidieron 12 años para Vázquez, 10 para Djerfy, Carbone y Torrejón y 8 para Cardell y Delgado. La fiscalía y la querella de Patricio Poplavsky - Susana Rico consideraron al grupo como un todo y le imputaron los mismos delitos, por los que pidieron 15 y 22 años respectivamente. Las dos querellas restantes no imputaron a Callejeros.

* Carlos Díaz: era el subcomisario de la Comisaría Séptima con jurisdicción en Cromagnon cuando ocurrió la tragedia. Lo acusaron de estrago doloso seguido de muerte y cohecho pasivo (cobrar coimas). La querella de Iglesias-Campos pidió 26 años de prisión, la fiscalía 17, y la querella de Castro 8. Los abogados Poplavsky û Rico pidieron 6 años por el cobro de coimas e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

* Miguel Angel Belay: era el titular de la Comisaría 7ma., pero cuando ocurrió la tragedia había dejado el cargo dos meses antes. Por eso motivo, sobre él recayeron los pedidos de penas más bajos y fue acusado por la querella de Iglesias-Campos por el cobro de coimas y pidieron 6 años de prisión. Las querellas de Castro y Poplavsky û Rico lo acusaron de incumplimiento de los deberes de funcionario público y pidieron 6 meses y 2 años de prisión, respectivamente, que no serán de cumplimiento efectivo. En tanto, el fiscal López Lecube pidió su absolución.

* Fabiana Fiszbin, ex subsecretaria de Control Comunal del gobierno porteño, Ana María Fernández, ex directora general de la subsecretaria, y Gustavo Torres, ex director adjunto del área: las querellas de Parrilli y Prince y de Poplavsky û Rico acusaron a los tres de homicidio simple con dolo eventual y pidieron 25 años. Iglesias-Campos imputó a Fiszbin por estrago doloso seguido de muerte y pidió 20 años, en tanto para Fernández y Torres reclamaron 5 años por estrago doloso. Por ese mismo delito la querella de Castro pidió 5 años para Fiszbin y 4 para Fernández y Torres, además de 10 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos. El fiscal acusó a los tres de incumplimiento de los deberes de funcionario público y pidió 2 años y la misma cantidad de inhabilitación para ejercer cargos.

Comentá la nota