Crítico, Reutemann busca despegarse de la imagen K para las elecciones

Crítico, Reutemann busca despegarse de la imagen K para las elecciones
“A los Kirchner les gusta sacar a unos y regalar a otros”, cuestionó. El senador no quiere compartir las nóminas de octubre con Agustín Rossi en la provincia
Las palabras de Carlos Reutemann vuelven a resonar en la arena política. Después de patear el tablero peronista, cuando admitió que tras las elecciones de octubre podría analizar la posibilidad de presentar su candidatura presidencial 2011, el senador volvió a pararse en la vereda de enfrente del kirchnerismo.

Metódico, el ex mandatario santafecino va dando pruebas del camino que eligió en su estrategia política. Sin correrse ni un ápice del peronismo, Lole se aleja del kirchnerismo. A tal punto que quedó a un paso de romper lanzas con el ex presidente, Néstor Kirchner, con quien ya no sólo lo distancia las diferencias que tienen por las políticas oficiales para el campo. En ese sentido, el senador criticó el reparto de granos que controla el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y admitió que el panorama por la sequía en Santa Fe es “desolador”. “A los Kirchner les gusta sacar a unos y regalar a otros”, se quejó el ex mandatario santafecino en su defensa del agro.

Las distancias entre Reutemann y los Kirchner se alargan también en el escenario del PJ de esa provincia, en donde el senador es inflexible en su decisión de no compartir las listas de candidatos para octubre con el diputado ultrakirchnerista Agustín Rossi. Esto implica, además, borrar el sello K del Frente para la Victoria para llevar la clásica simbología peronistas en las boletas.

“Santa Fe será un distrito muy difícil. Junto con Córdoba son los más débiles para el kirchnerismo. Hoy no se puede salir a hablar del Frente para la Victoria en el interior santafesino. Ahora, si hablamos del Partido Justicialista éste preserva un piso histórico de 28 a 30 por ciento del electorado”, dijo Reutemann, quien trazó un panorama al aclarar: “La cuestión es quién suma el otro 15 por ciento que se necesita para ganar con comodidad”.

El legislador aseguró a sus colaboradores que no abandonará el PJ nacional, por lo que en el corto plazo seguirá unido a Kirchner sólo porque el patagónico ostenta la titularidad del partido. La estrategia trazada por el ex piloto de Fórmula Uno será ir por etapas. Es decir que primero apuntará a las elecciones provinciales, pero mirando “sobre el tapial los comicios 2011”, reconoció a El Cronista un dirigente cercano a Reutemann. La idea del santafecino es recuperar la provincia, hoy en manos del socialismo. Ante dirigentes de su confianza, el Lole admitió que el peronismo, sin el kirchnerismo, debe conseguir un amplio triunfo en la provincia para garantizarse la mayoría en la legislatura provincial, y así afianzar un proyecto alternativo para el 2011, no sólo en la presidencial sino también para recuperar al gobernación santafecina.

En su esquema no entra el kirchnerista Rossi, quien, en cambio, presiona para forzar una interna partidaria para definir candidaturas.

El conflicto con el campo y la crisis que afecta a las automotrices y la industria metalmecánica marcaron la caída de la imagen K en Santa Fe. Lo mismo ocurre en Córdoba, donde el gobernador Juan Schiaretti también sostuvo que no dejará el peronismo a nivel nacional, pero buscará armar su listas en la provincia.

El mismo escenario partidario plantearon varios mandatarios provinciales que visitaron a Kirchner en los últimos días en Olivos. El debate en el PJ está abierto.

Comentá la nota