Crítico panorama petrolero neuquino

El subsecretario Héctor Mendiberri y empresarios coincidieron en la madurez de la cuenca, durante la apertura de las Jornadas de Perforación del IAPG. "Los descubrimientos no compensan la extracción de los volúmenes actuales", señaló el titular de la Subsecretaría de Hidrocarburos.
Neuquén > Comenzaron ayer en el Espacio Duam de esta capital las Jornadas de Perforación organizadas por el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), con un crítico panorama de la actualidad hidrocarburífera del país.

El presidente de la seccional Comahue del IAPG, Héctor González Gómez, destacó que la Cuenca Neuquina presenta campos maduros, por lo cual los hallazgos de petróleo y gas son cada vez "más pequeños".

Mientras que el subsecretario de Hidrocarburos de Neuquén, Héctor Mendiberri, coincidió en que "es cada vez más difícil tener nuevos descubrimientos". Destacó la alta composición de los hidrocarburos en la matriz energética del país, y realizó una revisión de las campañas de perforación en las últimas décadas.

Señaló que en los ’80, a través de la estatal YPF se llevó adelante una política agresiva de perforación. Mientras que en los ’90, según Mendiberri, hubo dos etapas, signadas por la privatización de YPF, y de su mano la aplicación de tecnología de avanzada que aportó una mayor eficacia. Para el funcionario, el primero de los períodos estuvo caracterizado por precios del gas y del petróleo libres, y el segundo por los valores determinados por la Nación vía retenciones a las exportaciones y el congelamiento de las tarifas de gas, lo cual desalentó la exploración.

Mendiberri indicó que en los ’90, gracias a la nueva tecnología, se incorporaron reservas, "y por alguna razón se evaluó que teníamos recursos suficientes para exportar. Mencionó la construcción de oleoductos y gasoductos hacia Chile que desde 2006 están prácticamente vacíos.

Indicó que de ser exportador de hidrocarburos, el país empezó en 2004 a importar gas desde Bolivia y el año pasado GNL de los barcos metaneros.

Aseguró que Neuquén tiene un horizonte de reservas petroleras del orden de los 6 años. "Estamos peor que a el promedio del país, que está en 8 años gracias a la incorporación de Cerro Dragón (el yacimiento de crudo más grande de Argentina).

El funcionario neuquino aseveró que la producción en la provincia declina un 5% al año y que "los descubrimientos no compensan la extracción de los volúmenes actuales".

Tight Gas

Y aseguró que el futuro en materia hidrocarburífera para Neuquén está en el Tight Gas (gas en arenas compactas), cuya extracción requiere de precios muchos más altos que los que tiene el fluido en la actualidad en el país, porque se necesitan inversiones más grandes que las que requieren los reservorios tradicionales.

Este tipo de producción está contemplada en los beneficios que otorga el programa Gas Plus, en el cual ya hay 11 proyectos aprobados por la Secretaría de Energía de la Nación correspondientes a Neuquén.

Mendiberri auguró que cuando el precio del Tight Gas esté establecido, habrá una gran actividad de perforación, reparación y terminación de pozos.

El subsecretario de Hidrocarburos, auguró que el gas en arenas compactas "va a ser el motor a futuro de la provincia", y dijo que en Neuquén "hay el equivalente a dos Loma La Lata" por extraer.

Además, defendió la prórroga de los contratos petroleros que lleva adelante a la administración de Jorge Sapag, porque permitirá a las empresas "planificar sus inversiones de otra manera, y se asegura una mayor calidad de la extracción petrolera".

La renegociación "fue un gran negocio para las dos partes, no sólo para las empresas como muchos piensan", afirmó. Informó que ya se prorrogaron 31 áreas, en manos de 8 operadoras principales, y aún resta cerrar trato con otras 3 empresas menores, proceso que aún no ha avanzado por algunos inconvenientes.

Comentá la nota